14 julio, 2024

Según el Título IV del Decreto 351/79 reglamentario de la Ley Nacional de Higiene y Seguridad en el trabajo en su capítulo ¨CONDICIONES DE HIGIENE EN LOS AMBIENTES LABORALES¨, se define:

Carga térmica ambiental:Es el calor intercambiado entre el hombre y el ambiente.
Carga térmica:Es la suma de carga térmica ambiental y el calor generado en los procesos metabólicos.
Condiciones higrotérmicas: Son las determinadas por la temperatura, humedad, velocidad del aire y radiación térmica.

Consideraciones fisiológicas
El calor actúa sobre el cuerpo humano en forma muy compleja, afectando el organismo. Para que se verifiquen las condiciones que son la base de la vida, es necesario que la temperatura corporal se mantenga estable; pequeños cambios de temperatura producen graves desequilibrios.
Si el organismo no puede eliminar calor, este se acumula y se eleva la temperatura corporal, debiendo, el organismo, adaptarse a las nuevas condiciones. Si la elevación continúa, y no puede resolverse el problema, sobreviene la muerte.
La transferencia de calor obliga siempre a la existencia de una diferencia de temperatura. Cuando el aire está más frío que la piel, se pierde calor por convección y radiación, en caso contrario se puede ganar calor.
Si la temperatura del aire es superior a la de la piel, los mecanismos de transferencia por radiación y convección acumulan calor en el cuerpo en lugar de disiparlo, y en esas condiciones, es necesario recurrir a otro mecanismo de pérdida de calor que es la evaporación del sudor o transpiración de la piel.
Las respuestas fisiológicas que se producen para amortiguar el efecto del calor son:
• Dilatación de los vasos sanguíneos de la piel.
• Cambios de frecuencia del ritmo cardíaco.
• Cambios en la presión sanguínea.
• Movilización de la sangre.
• Desplazamientos de agua en el cuerpo.
• Constricción de los vasos sanguíneos de ciertas vísceras.
• Sudoración.
• Elevación de la temperatura corporal.
• Aumento de la ventilación pulmonar.
• Relajación muscular.

Los efectos de la exposición al frío son inmediatos y los trabajadores deben estar entrenados para identificar los síntomas de una exposición excesiva. Si la temperatura central del cuerpo humano desciende por debajo de los 35º C, se produce una situación en la que el organismo no es capaz de generar el calor necesario para garantizar el mantenimiento adecuado de las funciones fisiológicas. Cuando el flujo de calor cedido al ambiente es excesivo, la temperatura del cuerpo desciende y existe riego de sufrir estrés por frío.

La exposición al frío puede provocar situaciones de disconfort y efectos en la salud como:

  • Malestar general
  • Disminución de la sensibilidad
  • Confusión,
  • Pérdida de coordinación
  • Congelación
  • Hipotermia
  • Entumecimiento
  • Escalofríos
  • Disfunción neuromuscular

 

Se deben identificar las distintas situaciones de riesgo para evaluar la exposición al calor o al frío y aplicar las medidas preventivas para desarrollar este tipo de trabajo en condiciones seguras. Para mejorar la relación del hombre con su trabajo se consideran muchos factores, uno de los aspectos centrales guarda relación con el ambiente.

Un buen ambiente laboral en términos Higiene y Seguridad en el Trabajo y de factores físicos existe cuando las personas no experimentan sensación de calor ni de frío; es decir, cuando las condiciones de temperatura, humedad y movimientos del aire son favorables a la actividad que se desarrolla, todo ambiente térmico que provoque tensiones en la persona que activen sus mecanismos de defensa naturales para mantener la temperatura interna dentro de su intervalo normal, constituye una sobrecarga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *