Inicio ENFERMEDAD PROFESIONAL : DISFONIA
Array

ENFERMEDAD PROFESIONAL : DISFONIA

 

 Enfermedad profesional:DISFONIA”

 Para comenzar con el trabajo voy a  definir primeramente que es una enfermedad profesional:

Una enfermedad profesional es la producida por causa del lugar o del tipo de trabajo. Existe un Listado de Enfermedades Profesionales en el cual se identifican cuadros clínicos, exposición y actividades en las que suelen producirse estas enfermedades y también agentes de riesgo (factores presentes en los lugares de trabajo y que pueden afectar al ser humano, como por ejemplo las condiciones de temperatura, humedad, iluminación, ventilación, la presencia de ruidos, sustancias químicas, la carga de trabajo, entre otros).

La noción de enfermedad profesional se origina en la necesidad de diferenciar las enfermedades que afectan al conjunto de la población de aquellas que son el resultado directo del trabajo, porque este último hecho genera derechos y responsabilidades diferentes que las enfermedades comunes.

 

La definición de enfermedad profesional implica un daño en la salud del trabajador expuesto a ciertos riesgos laborales. Hay una relación directa entre riesgo laboral y daño producido, lo que implica que las condiciones de trabajo no son adecuadas

Lo que se debe hacer frente a una enfermedad profesional :

Frente a una enfermedad profesional se debe hacer la denuncia ante la ART o el empleador.

La denuncia se puede realizar por las siguientes vías:

  • Mediante formulario de Denuncia que se confecciona en el establecimiento escolar y se remite a la ART
  • Mediante formulario de Solicitud Asistencia Médica ante el Centro Médico Prestador de la ART
  • Mediante denuncia Telefónica al 0800-333-1333
  • Mediante denuncia telefónica ante el empleador
  • Mediante denuncia a través del envío de Telegrama Laboral gratuito (ley 23.789)
¿Qué debe hacer el empleador autoasegurado a través de los Prestadores Médicos, frente a la denuncia de un accidente o enfermedad profesional? El prestador médico  esta obligado a brindar atención inmediata. Puede tomarse un tiempo para aceptar o rechazar la denuncia.
¿Cómo sabemos si se acepta o se rechaza la denuncia realizada? El rechazo lo recibe cada trabajador mediante una carta documento.
Si se acepta la denuncia y las consecuencias dañosas en forma completa, el trabajador recibirá el tratamiento hasta llegar al alta médica con o sin incapacidad laborativa (esto dependerá de la secuela del daño.)

 

DISFONIA:

La Disfonía está incluida en la Ley de Riesgos del Trabajo como  Enfermedad Profesional, mas común en docentes, si un docente padece disfonía crónica debe hacer una denuncia frente a la Superintendencia del Trabajo (SRT), la Aseguradora de Riesgos del Trabajo, ART Provincia y la Dirección General de Escuelas (DGE).

 

La disfonía es cualquier alteración que se produce en la emisión de la voz.  Se la conoce como ronquera y afonía, por lo que el paciente refiere que tiene la «voz ronca» o que «está afónico».

 

Las disfonías pueden ser funcionales u orgánicas. Las funcionales están causadas por un abuso vocal (sobreesfuerzo), por una mala técnica vocal, o por ambas causas, en tanto que las orgánicas corresponden a la alteración de la voz producida por una lesión anatómica en los órganos de la fonación, como las laringitis

 

¿Qué personas están más predispuestas a padecer disfonías ?
Las personas que trabajan o ejercen su profesión utilizando la voz se encuentran más expuestas a sufrir disfonías. Se trata de: Docentes, locutores, cantantes, telefonistas, recepcionistas, profesionales de la voz , etc.

 

La disfonía en los docentes puede ser una enfermedad de causa laboral porque existe una correlación directa entre riesgo laboral y daño producido.

 

Para que la disfonía sea aceptada como enfermedad profesional debe tener las siguientes características:

  • Disfonía que se intensifica durante la jornada de trabajo y que disminuye parcial o totalmente durante períodos de reposo o vacaciones, sin compromiso anatómico de las cuerdas vocales

 

  • Disfonía persistente que no mejora con el reposo y que se acompaña de edema de cuerdas vocales

 

  • Nódulos de cuerdas vocales.

 

La Ley de Riesgos del Trabajo presenta un listado cerrado correlacionando el agente de riesgo, la actividad y la enfermedad.

En este caso sería:

  • El agente de riesgo: sobrecarga de la voz
  • La actividad: docente
  • La enfermedad: Disfonías por edema, pólipos o nódulos en las cuerdas

vocales.

Disfonía que se intensifica durante la jornada laboral sin lesión en las ccuerdas vocales.

 

Cuáles son los síntomas?

 

Cuando haya uno a más de estos síntomas debemos consultar rápidamente:

 

  • Fatiga de la voz, que aumenta con el uso y mejora en los periodos de descanso.
  • Tos seca.
  •  Tensión de los músculos del cuello, hombros y espalda.
  •  Sensación de cuerpo extraño, irritación o ardor en la garganta.
  •  Garganta reseca.
  •  Sensación de ahogo
  •  No poder terminar una frase por falta de aire.
  •  Dificultad para hablar.
  •  Aparición y desaparición de la voz durante el día.
  • Sonidos vocales faltantes o inaudibles.

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía