27 febrero, 2024

El turismo rural se da cuando los servicios de alojamiento, alimentación y actividades son ofrecidas por productores agropecuarios. Algunas de las variedades que este tipo de turismo presenta incluyen el Agroturismo, el Ecoturismo, el Turismo Cultural, el Turismo de aventura o deportivo, el turismo tecno-científico (en donde se presentan tecnologías locales a inversores y a productores extranjeros para que decidan invertir en ellas), el Turismo Educativo, Eventos, Turismo de Salud, Turismo Gastronómico, Turismo en Comunidades Aborígenes, y Comunidades de Recreación y Retiro.

En nuestro país, la oferta del turismo rural se inicia en la década del 80. Hoy en día, existen establecimientos para dicho turismo en todas las provincias del país. El turismo rural se enfoca no solo en ofrecer una experiencia turística, sino que también en presentar la integración cultural de las distintas regiones del país, su rol cultural y su impacto con el arraigo cultural.

Los impactos del turismo rural son importantes, ya que ofrecen muchos beneficios, tales como:

-La Diversificación: El sector agropecuario se encuentra siempre a la búsqueda de nuevas oportunidades de mercado. El turismo rural es una de esas oportunidades que logra aprovechar, aunque requiere capacitarse antes de poder explotarlo.

-La creación de empleo a nivel local y el fomento al arraigo cultural.

-El protagonismo de la mujer y de los jóvenes.

-Revaloriza el patrimonio cultural.

-Da lugar a que los productores puedan también vender alimentos y artesanías de producción local.

-Asociativismo: No se puede desarrollar el turismo rural sin que los productores se junten y trabajen juntos.

En cuanto a los beneficios que les trae a los turistas, se puede decir que ellos se ven enriquecidos por la experiencia. Además, les ofrece una alternativa diferente a la del turismo convencional, pues es una forma de turismo en la que pueden desarrollar actividades tradicionales en un ambiente único que con componentes ambientales y culturales.

Comercialmente hablando, los recursos del turismo rural generan un aire de aventura. Esto se ve ayudado por las actividades que ofrece, tales como la caza, la pesca, la visita a reservas faunísticas, el avistamiento de aves, visitas a yacimientos arqueológicos y aprendizaje sobre la arquitectura rural.

En nuestro país, en 1997, a instancias de un organismo dependiente de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, se creó la Red Argentina de Turismo Rural. La organización nació como una institución civil sin fines de lucro, siento todos sus fundadores productores agropecuarios que desarrollaban actividades de turismo rural como una propuesta secundaria a su actividad agropecuaria primaria que les ingresaba algunos ingresos extra.