12 junio, 2024

Las relaciones públicas son un conjunto de acciones de comunicación estratégica coordinadas y sostenidas a lo largo de un tiempo, teniendo como principal objetivo fortalecer los vínculos con los distintos públicos, escuchándolos, informándolos y persuadiéndolos para logar una fidelidad. Las RRPP implementan técnicas de negociación, marketing y publicidad para complementar y reforzar su desempeño en el entorno social.

El marketing y las relaciones pueden coexistir y trabajar de la mano. Que se utilicen a la par es una forma de garantizar el éxito de nuestra estrategia. De esta manera alcanzaremos  nuestros objetivos deseados. Por eso mismo se utilizan herramientas de comunicación, entre ellas el marketing relacional.

Este trata de establecer relaciones a largo plazo con los clientes buscando su satisfacción para fidelizarlos, y es por eso que es una de las herramientas más aplicadas en las empresas. Es necesario el compromiso de toda la compañía y no sólo del departamento de marketing, ya que afecta a todos con el propósito del revestimiento del cliente.

El marketing relacional se centra en la mejora de las operaciones internas. La mayoría de los clientes se desvinculan de una empresa por no estar satisfechos con la atención y el servicio post venta. La manera de evitar este tipo de situaciones es adelantarse a los hechos y trabajar para brindarles un correcto asesoramiento.

Para cumplir con el objetivo tenemos que tener en cuenta ciertos consejos:

  1. Calcular el valor de la vida del cliente: antes de dedicar los esfuerzos necesarios, hay que estudiar si esa relación es beneficiosa para ambas partes. Estableciendo cuándo un cliente comienza a ser rentable. Valorar los productos de la empresa y considerar la propuesta de valor en el mercado.
  2. Usa herramientas que ayuden a la fidelización: al conocer mejor al cliente, saber sus gustos, sus intereses, qué productos consume, entre otros datos, se pueden crear mensajes adecuados a sus necesidades. La base de datos creada y la segmentación de la misma en este punto es la clave.
  3. Medios sociales: son uno de los componentes más importantes del marketing relacional. Por ende se establecen acciones específicas para cada canal, basadas en dar una respuesta inmediata y escuchar en todo momento al consumidor.
  4. Integrar todas las acciones de marketing: debe existir un equilibrio entre todas las acciones de comunicación, tanto online como offline, que realice la empresa.

En conclusión, la fórmula de una exitosa estrategia de comunicación consiste en incluir una inteligente fomentación de una buena imagen de las marca junto a una impactante mercadotecnia que invite a probar al cliente la cualidades de ese producto del que tan bien se habla en los medios.

 

Por Rocío Mara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *