20 junio, 2024

Si bien el marketing y la contabilidad son disciplinas muy distintas, hoy en día podemos relacionarlas cada vez más.
Las diferentes áreas de una empresa deben relacionarse constantemente, algunas más que otras, y es allí donde podemos encontrar ciertas similitudes entre la contabilidad y el marketing. Estas dos áreas, deben interrelacionarse entre sí, no solo para hacer más fluido el trabajo, sino también para generar un mejor clima laboral, y mas allá de las diferencias que puedan existir, esto no debe permitir que se generen ineficiencias en las actividades diarias. De esta manera la empresa será más eficiente y prospera.
El marketing o mercadotecnia es una filosofía empresarial y su existencia depende única y exclusivamente de la satisfacción de las necesidades y deseos del cliente. Por lo tanto todas las actividades de la empresa deben estar orientadas a satisfacer esas necesidades, obteniendo una utilidad creciente, de forma estable a largo plazo. Por lo tanto el marketing debe concretarse en un sistema de gestión que permite planificar y ejecutar: la concepción del producto, precio, distribución y comunicación de los bienes y servicios producidos, garantizando el valor para el consumidor final y por supuesto, generar eficiencia empresarial. Podemos decir que sin un departamento de marketing no se llevarían a cabo las estrategias de venta necesarias, en consecuencia las mismas disminuirían afectando la utilidad de la empresa.
Entonces, cabe destacar que el departamento de marketing generara muchas opciones a la hora de ofrecer un producto, tanto en packaging, propagandas, publicidad, etc. Pero todas estas ideas se deben adecuar a los costos que las mismas conllevan, y es aquí donde surge la relación con el departamento de contabilidad, el cual brindara la información necesaria para determinar los gastos que se generen en todas las etapas de elaboración del producto.
Podemos decir también que, la mercadotecnia es la base para lograr determinado nivel de ventas. Pero no solo incluye los niveles de ventas por alcanzar, sino también se deben tener en cuenta otros aspectos, tales como el ajuste adecuado entre oferta – demanda de los consumidores, el ajusto entre calidad – precio del productos o las experiencias de ventas de años anteriores. Y es aquí donde nuevamente el departamento de contabilidad vuelve a jugar un papel importante, ya que podrá brindar información de ventas realizadas en los últimos tiempos.
Las empresas, en su mayoría, toman decisiones con relación a la calidad de sus productos (propuestos por el departamento de marketing) sobre la base de información contable representada principalmente por los costos de materiales directos, la mano de obra directa y los costos indirectos. Por lo tanto, en las empresas, se valora en gran magnitud la información contable para tomar decisiones relacionadas con los cambios de diseños, por ejemplo la utilización de materiales menos costosos para el empaque primario de los productos. Pero no solo se deben tomar decisiones en función a los costos presentes, sino también de los costos predictivos, para así poder adaptarse a los cambios futuros que puedan llegar a presentarse.
Finalmente, como conclusión, podemos decir que el área de marketing debe adecuarse al presupuesto otorgado por el área de contabilidad, para promocionar los productos o servicios y lograr de esta manera, que los mismos tengan éxito en el mercado.