4 marzo, 2024

El concepto de recursos humanos es relativamente nuevo en la historia de las organizaciones, y ello se debe a que,  con el tiempo, estas tuvieron que aprender a tomar en cuenta a los empleados o trabajadores, que eran el factor económico y el factor humano, por lo  que su trabajo debía ser valorado y tenido en cuenta como una inversión y no como un gasto; entonces velar por el bienestar y conformidad de los mismos era imprescindible para lograr una buena productividad.

El área de recursos humanos debe encargarse de convertir al nuevo personal en algo valioso para la empresa, por ende debe guiarlo para que adquiera los conocimientos necesarios para cumplir los objetivos de la misma. Si el sector de recursos humanos no cuenta con los recursos necesarios, no podrá cumplir con su función, por lo que la empresa no solo bajara la calidad del trabajo sino que también perderá dinero. Por ende, la empresa debe proporcionarle al sector de recursos humanos las herramientas económicas necesarias para poder capacitar a los empleados.

Aquí entra en juego la relación del sector contable de la empresa con el de recursos humanos. El sector contable debe observar y estudiar los resultados financieros de la misma para determinar si es necesario mejorar o mantener las políticas de la empresa y luego se decide en base a esos datos si se mantiene o reduce el personal, o si hay que reducir costos y en qué sector.

El sector contable representa una fuente sólida de información sobre el estado de la empresa y es de gran ayuda para los directivos y gerentes, que luego se basan en la información que les brinda esta área para la toma de decisiones.

Los resultados económicos de la empresa pueden afectar directamente al sector de recursos humanos, ya que, dependiendo de los resultados se decidirá si se mantiene, incrementa o disminuye la nomina del personal, por lo que también podría haber reducción de costos para el sector, que derivaría en diversos problemas a largo plazo como falta de capacitación de personal, lo que causaría a futuro otros problemas, como accidentes, generando ausentismo, por ejemplo.

Está en manos de los profesionales del área de recursos humanos la optimización de los recursos, para maximizar los procesos de inducción y capacitación del personal, para minimizar los costos. El proceso será eficiente cuando se aproveche al máximo todos los recursos disponibles, por lo que hay que invertir correctamente en materia de capacitación y desarrollo para lograr más rápidamente los resultados esperados por la organización.

No solo se debe tener en cuenta a la hora de invertir en el personal de una organización en materia de capacitación, sino que también se debe tener en cuenta el bienestar del personal para logar que se sienta motivado y conforme. Las personas ya no tienen los mismos objetivos que años atrás y prefieren trabajos que les otorguen tiempo libre y flexibilidad horaria para poder satisfacer sus necesidades, por lo que muchas empresas,  (más que nada las grandes empresas) tuvieron que comenzar a implementar mejoras en calidad de servicio a sus empleados para atraer su incentivo, como el trabajo part time, de jornadas reducidas; el denominado home office, en el que se le otorga al personal de algunas aéreas especificas la posibilidad de trabajar una vez a la semana en su hogar, sin gastos de movilidad, etc. para el empleado y con los mínimos gastos económicos para el empleador, por lo que no representa grandes pérdidas. Otras establecen acuerdos con otras empresas, como de deportes para que sus empleados puedan asistir en su tiempo libre, o mismo en el tiempo de descanso del trabajo. Todos estos factores son estudiados por el área contable, que determinará qué presupuesto su puede invertir para la motivación del personal. A largo plazo se puede confirmar que aunque pueda parecer un gasto por un lado, termina siendo una inversión, ya que, utilizando el ejemplo de los convenios con casas de deportes, el deporte en el ámbito laboral mejora la calidad de trabajo por descenso de estrés, disminución de partes médicos por enfermedad y otros beneficios tanto para la organización, como para los empleados.

Para concluir podemos decir que debido a la eficiencia de las tareas llevadas a cabo por cada área en particular, se pueden conseguir los objetivos de la empresa. Se debe entender además, al sector de recursos humanos, no como un gasto sino como una inversión, ya que disminuir los recursos del sector, podría llevar a mas gastos de los necesarios a largo plazo.

El sector de recursos humanos trabaja continuamente en la capacitación del personal, por ende también en la motivación del mismo y de elevar su moral, por lo que si el sector al que podríamos llamar “núcleo” no es correctamente abastecido, es decir no se le proporcionan los recursos suficientes para su correcto desempeño, las demás áreas podrían no lograr cumplir los objetivos de la empresa.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *