12 junio, 2024

La columna vertebral, también llamada espina dorsal, está compuesta por 33 vértebras: 7 vértebras cervicales, 12 vértebras torácicas o dorsales, 5 vértebras lumbares, 5 vértebras sacras y 4 ó 5 vértebras coccígeas. Las últimas, exceptuando la primera y segunda vértebra cervical, están unidas entre sí por discos intervertebrales y ligamentos. Estas uniones permiten una elevada movilidad que hace posible que el ser humano se pueda estirar, agachar y girar. Las vértebras aumentan su tamaño y la carga de la columna hacia las vértebras lumbares. Por ello, los dolores y desgastes son frecuentes en esta zona. Las enfermedades de la columna provocan dolor y pueden llegar a limitar el movimiento cuando los cambios óseos presionan la médula o los nervios.

La Lumbalgia es el dolor en la parte baja de la espalda o zona lumbar causado por alteraciones de ligamentos, músculos, discos intervertebrales y vértebras, puede ser provocado por malas posturas, movimientos forzados, largos periodos de pie o sentado, enfermedades, tensiones, etc. Existen recomendaciones que deben tenerse en cuenta para evitar dolores en la zona mencionada:

  • Usar zapatos confortables con poco taco (hasta 5 cm).
  • Ajustar la mesa de trabajo a una altura adecuada de acuerdo a cada estatura.
  • Usar sillas que apoyen la parte baja de la espalda y que permitan reclinarse.
  • Si se tiene que permanecer sentado por mucho tiempo, colocar los pies en un banquito.
  • Si se tiene que estar de pie, poner uno de los pies sobre un banquito bajo.
  • Si se debe conducir un vehículo a larga distancia, poner una almohada o una toalla enrollada en la parte baja (curva) de la espalda.
  • Realizar en forma correcta la manipulación manual de cargas.

Manipulación Manual de Cargas:

  • Colocar los pies paralelos
  • Doblar las rodillas para agacharse
  • Mantener la espalda derecha
  • Levantar la carga lo más pegado al cuerpo posible
  • No girar el cuerpo manipulando carga
  • No levantar excesivo peso (hasta 32 Kg)
  • Cuando las dimensiones de la carga lo requiera (cosas grandes y/o largas), pedir ayuda a un compañero/a.

Todas estas recomendaciones son indispensables para evitar dolores y lesiones en la zona lumbar. Se debe capacitar a los trabajadores sobre la importancia de las posturas.

Con la publicación del Decreto 49/2014, el cual incorpora a la lumbalgia en el listado de Enfermedades Profesionales que cubre las Aseguradoras de Riesgo del Trabajo (ART), miles de trabajadores que realizan sus tareas levantando, trasladando o empujando carga, podrán recibir el tratamiento y la correspondiente indemnización, en el caso de que exista una disminución de las capacidades laborales. Dicha incorporación se comenzó a discutir desde el año 2012, por los aumentos de juicios a las empresas y a las ART por los trabajadores con este padecimiento. Esta cobertura es posible siempre y cuando se padezca una Hernia discal lumbosacra con o sin compromiso radicular que afecte a un solo segmento columnario, la cual se debe originar por tareas que requieran de movimientos repetitivos y/o posiciones forzadas de la columna vertebral lumbosacra que en su desarrollo requieran levantar, trasladar, mover o empujar cosas pesadas.

Si bien, con la publicación de dicho Decreto, los trabajadores van a estar cubiertos ante una dolencia, es menester realizar las capacitaciones y seguimientos correspondientes, a fin de prevenir lesiones en ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *