19 julio, 2024

La Psicología dentro de los Recursos Humanos

Para la selección de personal se debe tener en cuenta varios pasos en el proceso, en un primer momento debemos elaborar un análisis del puesto a cubrir verificar que la plaza vacante sea analizada y que en este documento de inicio se contemplen todas las informaciones necesarias para el reclutamiento.

Por otro lado en caso de ser un puesto nuevo el departamento de recursos humanos tiene que ser capaz de elaborar el análisis del puesto vacante realizando una investigación detallada y consultando con los expertos del sector.

En otras instancias el profesional debe elaborar una tabla de decisión para poder evaluar a los candidatos futuros. Es una herramienta útil para evaluar los rasgos de las personas . Se debe definir el criterio mínimo aceptable y el puntaje para cada candidato, en esto regulan muchas cualidades y características psicológicas para las que es importante tener un conocimiento y llevar a cabo el proceso de selección; es decir las pruebas psicológicas a realizar, los exámenes de conocimientos, se determinan también los formatos de solicitud del empleo y los medios para poder hacer llegar a los posibles candidatos la propuesta formal al puesto llegando así a la entrevista inicial. Es en este momento donde la sensibilidad  y capacidad de percepción de profesional toma una relevancia mayor ya que deberá valerse de las herramientas que ha seleccionado y su visión para poder elegir a los candidatos.

Más allá de la selección de personal y el reclutamiento

El papel del psicólogo es bastante relevante en el desarrollo de la relación individuo-organización ya que a veces esta es conflictiva, compleja y dinámica. Por tanto la interacción entre empleado y organización, como proceso recíproco requiere ser gestionada por un experto. La organización espera que el empleado obedezca y respete la autoridad y el empleado espera que la organización obre hacia él con justicia y se comporte de acuerdo a lo que desea: status, remuneraciones, recompensas y beneficios a cambio de eficacia y productividad. Este intercambio es lo que se denomina el “contrato psicológico” que muchas veces difiere del contrato formal de trabajo.

El contrato psicológico es adaptativo y es un acuerdo tácito entre empleado y empresa. La gestión de recursos humanos planea, organiza, desarrolla y coordina las técnicas capaces de promover el desempeño del personal, lo que a su vez debe estar enfocado en lograr los objetivos que la empresa ha establecido.

La motivación como motor

La motivación es el motor de la productividad y para poder mantener a un empleado motivado, es absolutamente necesario el papel del psicólogo, quien tiene la capacidad y los conocimientos necesarios para establecer una comunicación con el empleado y así, saber qué es lo que realmente le puede motivar. Existen muchos tipos de motivaciones, más allá de la mera retribución económica.

El papel de recursos humanos se centra especialmente en este aspecto. Aquí entran las actividades grupales hace que mejoren las relaciones internas, en situaciones de incomodidad. Para motivar a los empleados es necesario hacer encuestas periódicas, entrevistas personales, que suelen ser apreciadas de manera positiva siempre y cuando que faciliten la relación entre la empresa y el empleado.

La formación en grupos, de manera periódica o la promoción de espacios de intercambio dentro de la empresa es otra de las formas de lograr una mayor motivación además, una manera muy positiva de conseguir mejorar el ambiente laboral. La psicología en el trabajo debe poder defender los intereses de los grupos de trabajo.

Otra forma de motivar a los empleados en Recursos Humanos y Psicología del trabajo son los programas de promoción para nuevos empleados. Cuando un trabajador no encuentra un futuro en su puesto de trabajo o siente que ya no tiene nada más que aprender en él, se empieza a sentir muy desmotivado, lo que reduce su productividad y puede acarrear grandes problemas para la empresa.

Algunos otros conocidos procesos pasan por las reuniones extra laborales, que pueden ser promovidas por la empresa de manera indirecta o directa. En ellas, la moderación del equipo de recursos humanos, puede ser más o menos visible; lo importante es que el profesional tenga la capacidad y la sensibilidad de observar los puntos de mejora, identificar los posibles conflictos y saber comunicar a  la dirección las oportunidades que encuentra tras su análisis del ambiente laboral y del desempeño de los trabajadores.

Aplicaciones de la psicología en el entorno laboral

Cada familia de ocupaciones tiene unos conocimientos y destrezas específicos y unas formas de hacer que completan el perfil del trabajador. De acuerdo a ello existen varias ramas dentro de la psicología relacionada con el trabajo: psicólogo ocupacional, psicólogo industrial, psicólogo organizacional, psicólogo de ingeniería. Aunque también está el perfil genérico que se encarga de la adecuación del individuo al puesto de trabajo y su adaptación al entorno. La psicología en recursos humanos se puede integrar dentro de varios departamentos:

En la investigación comercial y el marketing, puede participar en actividades de investigación cualitativa.

En la dirección y gestión de empresas, puede asesorar a la dirección el director de RRHH tiene una formación de base en Psicología del trabajo y un amplio conocimiento de la actividad de la empresa.

En su propio departamento puede encargarse de realizar organigramas, análisis de las cargas de trabajo, valoración de puestos, formación, adiestramiento.

La psicología organizacional y la gestión de recursos humanos

Los psicólogos que trabajan en recursos humanos tienen experiencia en el diseño, ejecución e interpretación de la investigación en psicología y aplican sus hallazgos para ayudar a resolver los problemas de organización humana y en el contexto del trabajo organizado. Algunas tareas destacadas que realizan:

Identificar las necesidades de capacitación y desarrollo;

Diseño y optimización del trabajo y la calidad de la vida laboral;

Formular y ejecutar programas de formación y evaluar su eficacia.

Desarrollar criterios para evaluar el desempeño de los individuos y organizaciones

Evaluar las preferencias de los consumidores, la satisfacción del cliente y estrategias de mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *