23 junio, 2024

Estar en una oficina puede exponer al trabajador a enfermedades comunes de tipo osteomuscular, respiratorias y hasta emocionales. Por eso debe mantener un plan de prevención, combatir el sedentarismo y ante todo estar a gusto con lo que hace a diario
El estrés primera causa de ausentismo
Es considerado una epidemia global por la Organización Mundial de la Salud y aparece como la primera causa de ausentismo y disminución de la productividad. La mitad de los argentinos lo sufre ¿Las razones más comunes? “Ser presionado sin sentido” y la “mala onda que hay en la oficina”.
El “ojo seco” es más común de lo que se cree
De acuerdo con una encuesta de Coniseht, el 67% de los trabajadores padece el “síndrome del ojo seco”: al mirar una pantalla mucho tiempo, el parpadeo disminuye, generando molestias transitorias que pueden tornarse patologías crónicas.
¿Cómo prevenir?
Instalar un protector de pantalla y desviar los ojos en forma esporádica, fijándolos en una superficie alejada.

Los vicios posturales afectan a casi todos en la oficina
Ocho de cada diez empleados sufren contracturas en algún momento de su vida. Son vicios posturales tener la silla a una altura inadecuada, recostarse en ella o sentarse sobre una pierna.
¿Cómo prevenir?
Una buena opción para prevenir lumbalgias son los muebles ergonómicos, aunque Klein advierte que de nada sirven si “no se aprende a utilizarlos correctamente”.
El mobbing, uno de los males más caros para las empresas
El mobbing es el acoso psicológico que un jefe ejerce sistemáticamente sobre su subordinado. el 38% de los trabajadores en todo el mundo ha sufrido mobbing. Para la compañía, significa daños a la reputación corporativa, gastos por pérdida de eficiencia y litigios con la justicia.

Gripe: una enfermedad subestimada
Uno de cada cinco empleados padece gripe al menos una vez al año; su productividad disminuye por dos semanas y pierde entre tres y cinco días laborales. Un mal menor si se recuerda que, en la oficina, las fuentes de contagio son infinitas, y los empleados que van a trabajar engripados les cuestan a las compañías 7 veces más que el ausentismo.

Sigue avanzando el síndrome mouse
El uso de la computadora durante jornadas prolongadas suele provocar molestias en la muñeca y el codo, que a largo plazo pueden derivar en tendinitis. En los últimos 10 años, se ha triplicado el llamado “síndrome del mouse”, pero puede evitarse con el uso de teclados y mouses ergonómicos y realizando rotaciones frecuentes de muñeca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *