23 junio, 2024

Es una modificación del agua, generalmente provocada por el ser humano, que la vuelve impropia o peligrosa para el consumo, la industria, la agricultura, la pesca y las actividades recreativas, así como para los animales.

Aunque la contaminación de las aguas puede provenir de fuentes naturales, como la ceniza de un volcán la mayor parte de la contaminación actual proviene de actividades humanas.

Existen más de 1500 sustancias contaminantes del sistema acuático. Las maneras en que los contaminantes pueden actuar son:

Se establecen y provocan la muerte de organismos vivos.

Resultan tóxicos y matan directamente a los seres vivos, por ejemplo metales pesados.

Influyen de manera indirecta en los organismos, como por ejemplo actúan sobre la reproducción y/o crecimiento de los seres vivos

Enfermedades:

El cólera es una enfermedad  infecciosa producida por la bacteria que al ingresar al organismo de una persona provoca diarrea muy abundante. En los casos más graves de diarrea severa, si la pérdida rápida de líquidos corporales no es tratada a tiempo puede llevar a la deshidratación, a la postración y al riesgo de muerte.
Esta bacteria vive en el agua, en mariscos y en el plancton. Es resistente al frío y al calor, pero sensible a la falta de agua y a la luz del sol.
Se calcula que 1 de cada 20 personas infectadas puede desarrollar la enfermedad de manera grave. En estos casos, si no se acude rápidamente al centro de salud, el enfermo puede deshidratarse en pocas horas, padecer un colapso del sistema circulatorio e insuficiencia renal con riesgo de muerte. Por ello es muy importante la consulta al médico ante el primer síntoma de diarrea en aquellas zonas donde se han detectado casos de cólera.

Síntomas:

  1. Diarreas frecuentes, al principio líquidas, de color normal y luego como agua de arroz. Las deposiciones pueden ser incoloras y sin dolor.
    2. Rápida deshidratación: lengua seca y sed intensa, pulso rápido, sudoración fría.
    3. Calambres muscularesrelativamente dolorosos y/o entumecimiento de las piernas, debido a la pérdida de potasio.Si se han detectado casos de cólera en su  zona, ante la aparición de diarrea se debe recurrir sin demora al centro de salud. Si se trata de bebés, niños o personas con enfermedades crónicas, la urgencia es aún mayor.

¿Cómo puede prevenirse?

Los factores que impiden el contagio del cólera, como así también otras enfermedades diarreicas, son:

1. El consumo y uso de agua segura (potabilizada). 
– En el caso de no contar con agua de red, es necesario optar por alguna de las siguientes medidas antes de consumirla:
* Colocar 2 gotas de lavandina por cada litro de agua.
* Hervir el agua durante 3 minutos y dejarla enfriar.
– Usar agua segura para beber, lavarse los dientes, lavar las verduras y frutas y hacer hielo.
– Almacenar el agua solamente en recipientes con tapa y bien cerrados.

2. El correcto lavado de las manos, en especial antes y después de:
– Preparar alimentos y cocinar
– Comer
– Ir al baño
– Cambiar pañales
– Amamantar
– Manipular dinero

3. Higiene de los alimentos:
– Consumir hervida la leche que no viene envasada.
– Lavar cuidadosamente las verduras y hervirlas de 1 a 2 minutos.
– Lavar y dejar en agua con cloro o lavandina (10 minutos) las verduras con cáscara (como tomates, pepinos, zapallitos), enjuagando después varias veces bajo el chorro de agua segura.
– Lavar prolijamente pescados y mariscos y luego hervirlos por lo menos 1 minuto.

4. Cuidados en la preparación de alimentos:
– No mezclar los alimentos limpios con los alimentos sin lavar, ni los alimentos cocidos con alimentos crudos, en especial las carnes de todo tipo.
– Utilizar tablas de plástico en lugar de madera, y limpiarlas cuidadosamente luego de apoyar carnes crudas o verduras sin lavar.
– Mantener los alimentos tapados, para protegerlos de moscas y roedores.
– No volver a congelar alimentos ya descongelados.
– Todo alimento preparado y guardado debe hervirse por lo menos durante un minuto antes de comerlo.
– Cocinar las carnes hasta que dejen de estar rosadas.
– No recibir dinero mientras se manipulan alimentos.

5. Eliminación de excretas y cuidado del medio ambiente:
– Las excretas humanas deben eliminarse adecuadamente (entierro, pozo séptico, letrina, cloaca).
– Defecar sólo en baños o letrinas. No defecar en espacios abiertos, ni en el agua o cerca de fuentes de agua.
– Los pañales descartables deben ser colocados en bolsas y cerrarlas.
– Lavar bien los pañales no descartables y mantenerlos alejados de las fuentes de agua y los lugares donde se cocina.
– Limpiar bien los baños y letrinas.
– Lavar diariamente los artefactos del baño (lavamanos, inodoro, bidet, letrina, etc.) con agua, detergente y cloro o lavandina.
– Cuidar los cursos de agua, a fin de no contaminarlos con bacterias provenientes de excrementos, de lavado de alimentos y utensilios, o de baños improvisados.
– Usar agua limpia y segura (potabilizada) para regar las huertas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *