22 junio, 2024

Tanto para mantener clientes satisfechos, como para aumentarlos necesitamos conocer todo lo que pasa por la mente de la persona. Para ello podemos basarnos en la psicología del comportamiento.
La psicología del comportamiento son las respuestas que da un ser humano en un contexto social, el mismo puede ser consciente, inconsciente, voluntario o involuntario.
Por ejemplo para aumentar las ventas se recomienda que a cada cliente se le dedique todo el tiempo que el mismo requiera en vez de hacer una atención rápida, para que el mismo no piense que se lo está ignorando. También otro método eficaz es interesarse en conocer más la vida privada del mismo, logrando que ésta persona no sea “un cliente más”.
Los consumidores buscan un servicio completo, que los deje satisfechos a la hora de elegir, por ejemplo, un producto, ya que ellos perciben la cortesía y las ganas de ayudar que les da el vendedor.
A su vez para lograr una venta necesitamos brindarles a los interesados un buen perfil nuestro y del producto. En el caso en que se quiera promocionar el producto mediante una publicidad debemos hacer que la misma llame la atención y sea atractiva a la vista. Es muy importante conocer la clase de clientes que queremos que compre nuestro producto para basarnos en sus intereses o en su pensamiento, ya que no sería lo mismo la forma de llamar la atención de un niño que de un adulto. Los rangos de edad se van a basar normalmente de doce a veinticuatro años, de veinticinco a cuarenta y nueve años, treinta y nueve a cincuenta y cuatro años, o más de cincuenta años.
También tendremos que tener en cuenta el lugar en donde saldrá nuestra publicidad y si allí vamos a poder llegar a los clientes que queremos. Vamos a necesitar estar al tanto de la competencia que tenemos, cuáles son sus precios, si tiene muchos o pocos clientes, si cierra o no cierra, etc.
Algo muy útil que podemos aprender antes de tener o realizar un negocio es el comportamiento del consumidor, el mismo es un estudio que nos da a entender que es lo que los clientes buscan cuando van a realizar una compra.
Existen dos tipo de consumidores, por un lado está el consumidor personal, que es aquel que compra para satisfacer sus propios deseos o necesidades y por otro lado el consumidor organizacional, que compra para satisfacer a un grupo de personas, como por ejemplo una empresa. Es importante tener esto en cuenta ya que los dos consumen cantidades diferentes y a precios diferentes.
En la toma de decisiones de los clientes pueden influir dos cosas, la primera son los influentes personales, por ejemplo en que cree, cuál es su personalidad o sus motivaciones; y la segunda son los influentes sociales, por ejemplo la clase social a la cual pertenece o la cultura.
Para conocer a nuestros clientes podemos utilizar dos tipos de investigaciones, la cualitativa, que es la cual hace enfoque a todos los detalles del consumidor, o la cuantitativa, la cual generaliza más los datos.
Según investigaciones en lo que los consumidores más invierten es en alimentos y bebidas, luego en ropa y calzado, luego en vivienda, luego en equipamiento, luego en atención medica, luego en transporte y comunicación, luego en viajes y cultura, luego en educación, y por último en bienes y servicios diversos.
Debemos saber también que actualmente las acciones que realiza la sociedad para ahorrar son:
• Reducir gastos buscando los precios más baratos en comestibles.
• Reducir los gastos en combustibles y en electricidad.
• Reducir los gastos en vestimenta nueva.
• Reducir las salidas de entretenimiento.

Basándonos en todos estos argumentos podremos lograr entender a nuestros clientes y sacar a delante nuestro negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *