20 junio, 2024

Seguridad de energía nuclear en Argentina

 

La seguridad nuclear cubre las acciones tomadas para prevenir los accidentes nucleares y radiológicos.

Internacionalmente la Agencia Internacional de Energía Atómica es la que se encarga de promover nuevas tecnologías para evitar accidentes, ya que muchos científicos opinan que el último accidente ocurrido en Fukushima Japón (Nota) dejo en evidencia la falta de planeamiento ante un hecho de este tipo, ya que por causa de un tsunami generado por un terremoto destruyó el sistema encargado de estabilizar el reactor luego del terremoto.

Muchas de las naciones que utilizan la energía nuclear tienen instituciones especializadas que vigilan y regulan la seguridad nuclear, en Estados Unidos la seguridad es regulada por la Comisión Reguladora Nacional (Nuclear Regulatory Commission) En nuestro país es regulado por la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) desde el 31 de mayo de 1950 cuando fue creada.

Como indican en su página:

“Protección radiológica, un concepto clave

 

Como otras actividades humanas, el uso pacífico de energía nuclear contribuye al bienestar y a la salud de la población, pero requieren estrictas normas de prevención y protección radiológica, estrategias para el tratamiento de los residuos radiactivos y una adecuada gestión ambiental.

 

Un punto fundamental para entender en qué consiste el cuidado de las personas y el ambiente es el concepto de protección radiológica. Se trata de una disciplina científico técnica cuya finalidad es minimizar los riesgos relacionados con el uso de las radiaciones ionizantes, ya sean procedentes de fuentes radiactivas naturales o generadas por las aplicaciones de la tecnología nuclear.

 

 

Las medidas de protección radiológica se rigen por tres principios:

 

Justificación de las prácticas: las prácticas con radiaciones se justifican sólo si el beneficio que aportan es mayor que el riesgo de exposición. Un buen ejemplo de esto son los tratamientos radiantes contra el cáncer: la posibilidad de cura es un beneficio mucho mayor que el riesgo de la irradiación.

 

Optimización: significa que la exposición a las radiaciones debe ser la menor posible. Por ejemplo, mediante la reducción de las dosis de radiación, del número de personas expuestas o de la probabilidad de exposiciones en caso de accidente.

 

Limitación de dosis: se fijan límites de dosis para impedir efectos nocivos inmediatos y minimizar los efectos no deseados a largo plazo. La dosis que puede recibir una persona no debe superar los límites establecidos, tal como ocurre en otras situaciones, como por ejemplo con la toma de un medicamento.”

Además, en el año 1997 mediante la Ley Nacional N°24804 de la Actividad Nuclear se creó la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) que es el organismo dedicado a la regulación en materia de seguridad radiológica y nuclear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *