3 marzo, 2024

El proceso de trabajo del conductor de transporte de carga por carretera, es una actividad compleja de caracterizar, ya que en la misma intervienen múltiples factores, entre ellos: el tipo de carga que se transporta, el lugar de inicio y destino de viaje, los trayectos que realiza y el tiempo de trabajo.

A continuación, se analizaran los riesgos más comunes a los cuales puede estar expuesto el conductor de transporte:

Riesgos de accidentes (caídas, torceduras, cortes, golpes, picaduras, choques)

• Torceduras de pie o rodilla

• Cortes en múltiples zonas del cuerpo, ocasionadas durante el descenso o ascenso de la unidad, o al acomodar la lona del acoplado, entre otros.

• Puede sufrir picaduras de insectos u otros vectores transmisores de enfermedades, en el caso de transporte de granos.

• Choques o colisiones con otros vehículos o transportes automotores de pasajeros

Riesgos de exigencia biomecánica

Esfuerzo o fuerza física:

• Al acomodar la lona del camión (levantar y bajar)

• Al apretar las fajas o amarras para sujetar la carga

Posturas estáticas:

• Posición sentada por periodos prolongados

• Contracturas vertebrales y paravertebrales

Ruidos y vibraciones

• A veces producidas por el mismo vehículo o por defectos en la carretera

• Diseño defectuoso del asiento del conductor

 

Medidas de prevención ante los riesgos expuestos:

• Garantizar los 3 puntos de apoyo y sostén permanente

• Evitar escaleras o peldaños inestables o húmedos

• Usar ropa de trabajo que no sea holgada o quede suelta y pueda atraparse

• Usar calzados de seguridad y guates adecuados

• Evitar posturas estáticas que fuercen las articulaciones y el sistema musculo esquelético

• Realizar ejercicios físicos de pre-calentamiento, estiramiento y relajación al inicio y durante la jornada de trabajo

• Evitar el uso del celular

• Ajustar el ángulo y posición del asiento, el apoyo lumbar y el apoya cabeza.

 

También hay que tener en cuenta que el trabajo de conducción debe ser organizado y planificado. Se tiene que realizar el control técnico y mecánico de la unidad.

Durante las tareas de Revisión y Control de la unidad (mantenimiento):

• Se recomienda mantener ordenada y limpia la unidad (acoplado, furgón, jaula de animales y cabina).

• Realizar el control técnico y mecánico de la unidad: verificar cierres, precintos, presión de cubiertas, herramientas y neumáticos de reemplazo, frenos, control de fluidos,

entre otros

• Se debe contar con los elementos de seguridad, dentro de los cuales es importante incluir; extintores manuales apropiados, botiquín de primeros auxilios, linterna, sistemas de señalamiento de emergencia, entre otros.

• El extintor de incendio reglamentario (Ley de tránsito Nº24.449), debe encontrarse en un lugar visible y de fácil acceso en caso de emergencia

La carga: Debe estar bien distribuida estratégicamente en el acoplado. Hay que asegurarse de que se encuentre acomodada y estable a fin de evitar desplazamientos internos durante el movimiento del camión.

El conductor debe mantenerse en estado de alerta constante a fin de prestar atención a la ruta y tomar las precauciones necesarias.

 

Recomendaciones para el conductor:

• No consumir alcohol ni drogas, cuando se va a iniciar un período de circulación ni durante la marcha.

• No tomar medicamentos que puedan disminuir su estado de alerta (miorrelajantes, antihistamínicos, sedantes).

• No ingerir comidas pesadas, puede ocasionar somnolencia, durante la conducción.

• Descansar adecuadamente previo al inicio del viaje.

• Tener especial cuidado:

-En horario nocturno y primeras horas de la mañana.

-En las horas de intenso tránsito.

-En condiciones de lluvia y de niebla que pueden reducir la capacidad de ver y de ser visto.

• Es conveniente no usar la calefacción alta ya que la misma puede inducir el sueño.

Es necesario que el trabajador reconozca algunos signos o síntomas de cansancio:

• Malestar y cansancio general.

• Necesidad de cambiar de postura y estirarse constantemente mientras conduce.

• Adormecimiento de brazos y piernas.

• Tensión en el cuello y pesadez de cabeza.

• Picazón en los ojos, parpadeo y lagrimeo constante.

• Zumbidos en los oídos.

• Aparición de bostezos, sueño o párpados pesados.

• Dificultad para concentrarse en la ruta y realizar maniobras reflejas.

Si esto llega a pasar, debe PARAR y DESCANSAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *