12 junio, 2024

El concepto de energía es relativamente reciente y hoy lo encontramos no sólo en todas las ramas de la ciencia, sino en casi todos los aspectos de la sociedad humana. Todos estamos muy familiarizados con él: el Sol nos da energía en forma de luz, nuestros alimentos contienen energía y ésta mantiene la vida, hay energía en las personas, los lugares y las cosas, pero únicamente observamos sus efectos cuando algo está sucediendo. Sólo podemos observar la energía cuando se transfiere de un lugar a otro o cuando se transforma de una forma en otra.

La Energía es una magnitud física que asociamos con la capacidad que tienen los cuerpos para producir trabajo mecánico, o sea, lo que capacita a un objeto para realizar trabajo.

Hoy vamos a ocuparnos de la energía mecánica, o sea, la energía que se debe a la posición o al movimiento de un objeto. Ambas magnitudes definen, en el marco de la dinámica de Newton, el estado mecánico de un cuerpo, de modo que éste puede cambiar porque cambie su posición o porque cambie su velocidad.

La energía mecánica puede presentarse bajo dos formas diferentes energía potencial energía cinética.

Energía Potencial, se llama a la energía que se almacena en espera de ser utilizada, porque en ese estado tiene el potencial para realizar trabajo.

Energía Cinética, un objeto que se mueve puede, en virtud de su movimiento, realizar trabajo. El objeto tiene energía de movimiento o energía cinética. La energía cinética de un objeto depende de su masa y de la velocidad.

EC = 1/2 masa x velocidad²

La energía cinética es igual al producto de la mitad de la masa por el cuadrado de la velocidad.

Ley de la Conservación de la Energía, la energía no se crea ni se destruye; se puede transformar de una forma en otra, pero la cantidad total de energía no cambia jamás.

Este balance de energía toma en cuenta el hecho de que los propios átomos que conforman la materia son paquetes de energía. Los núcleos de los átomos pueden liberar enormes cantidades de energía al reordenarse. El Sol brilla porque parte de esta energía se transforma en energía radiante. En un reactor nuclear, gran parte de esta energía se transforma en calor. Parte de la energía solar mantiene la cadena alimentaria de los océanos que comienza con las plantas, y una fracción de esta energía se convierte más tarde en petróleo. Otra porción de la energía del Sol sirve para evaporar agua de los océanos y parte de esta energía vuelve a la tierra en forma de lluvia, que puede quedar almacenada en una presa, la cual, posee energía que puede utilizarse para operar generadora, donde se transformará en energía eléctrica. La energí eléctrica es transportada por cables hasta nuestros hogares, donde la usamos para producir luz, calor, cocinar y operar electrodomésticos.

¡¡¡ Que bueno que la energía se transforma de una forma en otra !!!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *