Historia del interés financiero

    0
    2459

    La ganancia de prestar dinero por un tiempo determinado

    En tiempos antiguos (Medioevo siglo V al XV e incluso mucho antes)  el interés era considerado usura, condenado por la iglesia y filósofos.

    Aristóteles (384-322 a.c) condenaba este acto y decía » El dinero tiene como fin el intercambio de bienes y no el de reproducirse como en un parto» ,es decir, el interés del dinero seria » los hijos del dinero «.

    Santo Tomás de Aquino (1225-1274) lo consideraba un cobro doble, por la » cosa» y por el «uso de la cosa».

    Martín Ligero (1483- 1546) en beneficio de la sociedad burguesa dictó que si la actividad de beneficiarse con el interés era realizada dignamente y bajo la ley, estaba aprobada por dios y la sociedad.

    En 1694 en Inglaterra se funda el primer Banco Central, quien comienza a regular  en  dicho país las tasas de interés. En esa época los intereses no eran regulados , los mismos eran muy altos; y la ley autorizaba al acreedor a esclavizar o encarcelar al deudor y su familia.

    A finales del siglo XVIII judíos y alemanes, en su mayoría judíos, comienzan a ejercer como prestamistas, fundaron bancos e instituciones financieras, convirtiéndose en los principales banqueros de la época, aún hoy este linaje de banqueros es muy influyente, llamado » la familia Rothschild».

    La iglesia católica a fines del siglo XX transformó la estrofa del Padrenuestro » Perdona nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores» , por esta otra, «Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden» . La primer estrofa no debía sonar muy bien en países menos desarrollados , teniendo en cuenta que la iglesia realizaba préstamos a intereses en nombre de dios, entre otras cosas para financiar guerras.