23 junio, 2024

CAD

Se trata de la famosa y tan concurrida heladería Freddo, ahora da un gran paso vendiendo algunas de sus variedades en carritos ambulantes.

Llegando así a todos nosotros de una forma mucho más tradicional y logrando cubrir sectores donde no llegaba, como plazas, parques y hasta el propio obelisco si así se quisiera.

Si nos metemos un poco en la historia, el origen del helado es incierto, ya que su consumo fue generalizado rápidamente y con el avance de la tecnología fue teniendo pequeños cambios constantes hasta el día de hoy.

Aunque aun así se puede fijar como origen probable la presencia de bebidas heladas o enfriadas con nieve o hielo en las cortes babilónicas, antes de la era cristiana.

Aún antes, en el 400 a. C., en Persia, un plato enfriado como un budin o flan, hecho de agua de rosas y vermicelli (cabello de ángel), se asemejaba a un cruce entre una papilla y un budin de arroz, el cual era servido a la realeza durante el verano.

El helado constituye uno de los triunfos de la tecnología de alimentos, por el aire en su composición, que es uno de sus principales ingredientes. Sin el aire, el helado sería una nieve de leche, pero con el aire se convierte en un sistema de alta complejidad.

Esto es lo que hace efectivamente la diferencia entre una nieve y un helado.

Volviendo un poco al boom de esta gran heladería, lanzándose al mercado ambulante por así decirlo, todos la recordamos como una de las mejores, fundada en 1938, es un clásico de las heladerías porteñas. Todos nos pusimos tristes cuando hace unos años cerró su histórico local en la avenida Córdoba, pero también nos lleno de alegría enterarnos de que volvió a abrir en Álvarez Thomas, frente al Mercado de las Pulgas.

Nos gusta por su historia, por los «señores heladeros» que la atienden, por sus cucuruchos tan crocantes y, sobre todo, por su dulce de leche granizado.

Todos disfrutamos de sus sabrosos helados artesanales y particulares por:

– La calidad de las materias primas.
-La exigencia en la elaboración del helado de forma manual.
-La cremosidad.
-La consistencia firme y no se derrite enseguida.
-Que no tenga pequeñas partículas de hielo.
-Que sea liviano.

Esta cadena está creciendo y por cómo le va, nos hace pensar que no tienen límites!

Sin dudas se posiciona entre las mejores y va a seguir siendo de las más elegidas por nosotros para un rico gustito, hasta al paso gracias a su nueva iniciativa.

Observaciones y tips: Cuando se realizo esta entrevista nos llego un rumor que también están por lanzar una línea con una amplia variedad de sabores apta para celiacos.

También nos comentaron que se vienen nuevos sabores mucho más exóticos, como avellanas caramelizadas al malbec, rosa mosqueta a la miel, crema de jazmín con perlas de chocolate blanco, entre otros tan llamativos por su nombre que te den ganas de probarlos al instante que te cuenten de ellos.

Gracias por traernos tantas alegrías y seguir fomando parte de nuestras vidas!!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *