13 julio, 2024

En junio del 2016 tuve la oportunidad de ser partícipe de una visita guiada al Park Hyatt Buenos Aires, un hotel de cinco estrellas de la cadena Hyatt que se encuentra en Avenida Alvear 1661 en el barrio de Recoleta, área de rico patrimonio francés en la ciudad de Buenos Aires.

La visita estuvo cargo del personal de recursos humanos del Hotel. Ingresamos por la entrada de la calle Alvear y esperamos en el hall, un sector muy amplio y agradable, hasta que llegaran todos los invitados y pueda comenzar con la guiada. Comenzamos con el restaurante Gioia el cual está abierto no sólo a huéspedes si no también a todo aquel que quiera disfrutar de un almuerzo merienda o cena. El restaurante se especializa en pastas y tiene el servicio de desayuno únicamente para huéspedes. Luego conocimos el jardín del Hotel el cual contiene mesas y sillones al aire libre. Al atravesarlo llegamos al Salón “Piano Nobile”, el segundo restaurante el cual se especializa en diferentes tipos de té. A diferencia del “Gioia”, los clientes externos pueden disfrutar de un completo desayuno así como cualquier otra comida. Conocimos también el Salón Cristal el cual funcionaba como recepción para eventos sociales de esa época, la biblioteca familiar que ahora se utiliza como un salón informal y “Oak Bar” un lugar pequeño con paneles de roble y un intenso olor a habano en donde se pueden disfrutar de tragos y cócteles. El tercer restaurant llamado “Duhau restaurante y vinoteca” se especializa en comida sofisticada Argentina y sirven sólo almuerzo y cena. El menú cambia 4 veces por año (en cada cambio de estación) y realizan degustaciones de 42 tipos de quesos nacionales. Conocimos la Florería en donde se realizan los arreglos florales para el jardín del Hotel y para venderlos al público. Al ingresar al sector del Spa y Gimnasio nos encontramos con la recepción, una pileta climatizada semi olímpica de 25 metros a sus espaldas y al lado un dispencer de té energizante para los huéspedes. Desde allí se podía observar por un gran ventanal el sector del Gimnasio con sus aparatos de última generación, el cual está abierto las 24 hs y es exclusivo para huéspedes. Tanto la pileta como los tratamientos de belleza que ofrece el Spa pueden ser utilizados por huéspedes y clientes externos. Estos sectores son ambientes relajantes y espaciosos acompañados de una suave luz que cambia de color de acuerdo al momento del día: rosa a la mañana, amarillo/anaranjado a la tarde y un azul/celeste a la noche. En el subsuelo del Hotel se encuentra una galería de arte, un espacio público en donde pudimos observar distintas piezas y obras de arte de distintos artistas. La galería atraviesa el jardín y va desde la posada principal en donde se encuentran la mayoría de las habitaciones, el “Gioia” y seis salones de eventos y reuniones en los primeros pisos (los cuales no pudimos visitar porque estaban siendo ocupados) hacia el segundo edificio en donde se encuentra el Salón Cristal, “Oak bar”, la antigua biblioteca familiar, el Spa y Gimnasio, la Florería, la Vinoteca, el Salón “Piano nobile” y las habitaciones más lujosas. El recorrido llegó a su fin en la Joyería del Hotel en el cual se exhibían joyas muy costosas que estaban a la venta. Allí la encargada de la visita guiada nos brindó su mail de contacto para que podamos contactarnos con ella en caso de que quisiéramos obtener información especializada sobre el hotel. Muy amablemente nos acompañó hasta la salida de la calle Posadas, al lado de la entrada de estacionamiento en donde, previo a la visita, nos tuvimos que registrar en el sector de seguridad. Antes de ingresar al Hotel se nos pidió que pasáramos por el sector de seguridad (el cual se encontraba en la entrada del estacionamiento) para registrarnos y pasar por un detector de metales. Una de las medidas de seguridad que toman los empleados del hotel es el uso de tarjetas magnéticas que utilizan para tener acceso a lugares privados, habitaciones y salones. De esta manera queda registrado la hora y el día en el cual esa persona ingreso a determinado lugar. Otra medida de seguridad es el uso de espejos y detectores de metales en los autos que ingresan al Hotel para asegurarse de que no ingresen con nada sospechoso en la parte inferior del vehículo.

Como conclusión, El Hotel Park Hyatt Buenos Aires es sin duda un hotel de muy alta categoría especial para aquellas personas que buscan relajarse en un ambiente tranquilo, elegante y confortable. Ideal para personas detallistas que se hospedan por trabajo o por placer ya que el personal del hotel tiene en cuenta hasta los más mínimos detalles para que huésped se sienta en un lugar de lujo y pueda disfrutar de sus innumerables servicios. Sin embargo la zona en la que esta ubicada no es una de las más tranquilas de la Ciudad. La calle Alvear sobre la que se encuentra la entrada principal , es muy transitada por autos y colectivos lo que lo hace menos atractivo en cuanto al ruido del lugar. Pero una vez dentro del edificio es casi imperceptible todo lo que sucede fuera del hotel. En conclusión, el Hotel Park Hyatt Buenos Aires es un excelente lugar no sólo para hospedarse sino también para disfrutar de un buen desayuno o cena de calidad y relajarse con los servicios de spa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *