23 junio, 2024

Es la sensación de malestar que se experimenta cuando la permanencia en un ambiente determinado exige desmesurados a los mecanismos de que dispone el organismo para mantener la temperatura interna, mientras se efectúa el intercambio de agua y demás sustancias.

Es causado por los diversos efectos patológicos que se producen cuando se acumula excesivo calor (estrés por calor) o se elimina excesivo calor (estrés por frio) en el cuerpo humano. Entendemos por estrés térmico a la presión que se ejerce sobre la persona al estar expuesta a temperaturas extremas y que a igualdad de valores de temperatura, humedad y velocidad del aire, presenta para cada persona una respuesta distinta dependiendo de la susceptibilidad del individuo y su aclimatación.

La evaluación de los índices de este es compleja y les corresponde a los Técnicos de Prevención de las otras especialidades su valoración:

  • Riesgo de hipertermia.
  • Disconfort por calor.
  • Confort térmico.
  • Disconfort por frio.
  • Riesgo de hipotermia.

ESTRÉS TÉRMICO POR CALOR

Cuando trabajamos expuestos a situaciones de calor excesivo, el trabajo puede resultar incomodo o incluso generar riesgos para la salud y la seguridad del trabajador. Esta situación se agrava si no corre aire y la humedad es alta. Por eso, la humedad relativa del aire debe estar entre el 45% y el 65%. Es importante tener en cuenta el tiempo de trabajo expuesto al calor, aun cuando la temperatura no sea muy elevada, el estar muchas horas expuesto provocaría la acumulación de calor en cantidad peligrosa. También agravan la situación factores personales como el sobrepeso, la mala forma física, el estado de salud, la falta de aclimatación, etc.

ACLIMATACION

Se logra en periodos breves de 5 a 10 días recomendándose que la exposición se limite a un tiempo de exposición del 50% del total durante el primer día, continuándose con incrementos diarios del 10% hasta alcanzar el sexto día el 100%  de la exposición diaria. La edad también es un factor a tener en cuenta, la edad idónea de aclimatación se fija entre los 18 y los 40 años.

Sus efectos se pierdes tan fácilmente como se han logrado después de un periodo de ausencia al trabajo (1-2 semanas), vacaciones, periodo de incapacidad prolongado. Es un proceso complejo en el que participan:

 

  • El aparato circulatorio (aumentando el gasto cardiaco, elevando el volumen/latido, ya que se reduce la frecuencia cardiaca máxima).
  • El sistema endocrino (aumenta la aldosterona para elevar la volemia, volumen de sangre y plasma circulante).
  • Las glándulas sudoríparas que segregan más cantidad de sudor y con menos sodio.

Todo esto ayuda a disipar el calor mediante la vasodilatación cutánea y la sudoración. Este ajuste fisiológico hace posible que una persona trabaje eficazmente bajo condiciones que serian insoportables previamente a la aclimatación.

 

TRASTORNOS RELACIONADOS CON EL CALOR

  • Alteraciones cutáneas: La erupción por calor es la más común asociada con la exposición al calor. Se produce cuando la obstrucción de los conductos sudoríparos impide que el sudor alcance la superficie cutánea y se evapore.
  • Calambres térmicos: Contracciones musculares involuntarios y dolorosos que aparecen en los individuos que reponen el agua pero no el sodio perdido por el sudor. Mayormente se da en las personas sometidas a trabajos pesados a temperaturas elevadas.
  • Sincope por calor: Es una pérdida de conocimiento temporal como consecuencia a la reducción del riego cerebral.
  • Agotamiento por calor: Es el resultado de una deshidratación severa tras perderse una gran cantidad de sudor.
  • Golpe de calor: Se produce un fracaso del sistema de enfriamiento, acumulándose calor en el organismo, elevándose la temperatura central por encima de los 41º dañando las células.

 

CONFORT HIGROTERMICO

Sensación de bienestar que se experimenta cuando la permanencia en un ambiente determinado no exige esfuerzos desmesurados a los mecanismos que dispone el organismo para mantener la temperatura interna en 37ºC. Que nos encontremos térmicamente confortables depende de tres aspectos:

  • Las condiciones ambientales.
  • La actividad física.
  • El tipo de vestido que utilicemos.

El ambiente es capaz de influir en nuestra sensación de confort a través de cuatro variables:

  • La temperatura del aire.
  • La humedad del aire.
  • La temperatura de las paredes y/o objetos que nos rodean.
  • La velocidad del aire.

DISCONFORT:

Es necesario que los mecanismos fisiológicos de la termorregulación sean capaces de llevar al organismo a una situación de equilibrio térmico entre la ganancia de calor y la eliminación del mismo. Cuando dicha situación no es posible y el ambiente es caluroso o frio, nos encontraremos en una situación no confortable o de disconfort que dista mucho de ser una situación de estrés térmico.

 

RIESGOS PARA LA SALUD

El exceso de calor corporal puede ser causa de que:

  • Aumente la probabilidad de que se produzca un accidente de trabajo.
  • Se agraven dolencias previas (enfermedades respiratorias, cardiovasculares, diabetes, etc.)
  • Se produzcan una serie de enfermedades o cuadros relacionados directamente con el calor (erupción cutánea, deshidratación, calambres, agotamiento, etc.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *