20 febrero, 2024

Los Esteros del Iberá es un extenso humedal que abarca 12300 km², en la provincia de Corrientes, en el noreste de República Argentina. Iberá es una palabra de origen guaraní que significa «aguas brillantes»;, hace alusión a la manera en que el reflejo de la luna reverbera sobre la calmada superficie de las lagunas.  Este maravilloso ecosistema fue declarado Reserva Natural en el año 1983, y Humedal Internacional, más tarde en el 2002. Cobra importancia por ser el segundo humedal más grande del mundo y uno de los más maravillosos.Dotados de una gran diversidad de especies propias de la región, recorriendo los Esteros, el visitante podrá acercarse a un mundo mágico y sin igual, donde las bellezas naturales lo llenarán de sensaciones nuevas y únicas. Adentrándose se dejan apreciar a simple vista especies de todo tipo, mamíferos, cientos de aves, reptiles, batracios, peces y también insectos, aunque las especies de plantas es aún mayor. El territorio está compuesto por una gran diversidad de ambientes, entre embalsados, lagunas, pantanos y bañados que desaguan en el Río Paraná a través del Río Corrientes. A simple vista, los camalotales, juncales y embalsados llaman la atención por sus dimensiones y cantidad. Atraen las miradas los palmares de yatay, selvas en galerías e isletas de bosques hidrófilo. Un paseo embarcado es indispensable para descubrir la verdadera esencia del Iberá, pero hay muchas otras actividades para desarrollar. Por ejemplo, una buena cabalgata brinda ocasiones de descubrimiento únicas, como lo es emprender una caminata guiada o atreverse a experimentar el birdwatching (observación de aves).

¿Cuándo ir?: clima y mejor época

Lo mejor es visitar la zona fuera de los meses de verano más bien en otoño/invierno, no sólo para evitar las altas temperaturas y los mosquitos, sino también porque precisamente en verano es cuando más llueve.

¿Cómo llegar? y ¿en qué pueblo hacer base?

Hay distintas opciones para acceder a esta maravilla de la naturaleza en Argentina, pero lo más recomendable y que nunca defraudará al visitante es hacerlo por Colonia Carlos Pellegrini. Allí, en una pequeña pero próspera localidad de fuerte identidad correntina, el turista encontrará todo lo que necesita para abordar de lleno esta magnífica geografía y encontrarse con su cultura. Es la puerta de entrada a los Esteros más utilizada, y se encuentra a 120Km de la ciudad de Mercedes. Se puede llegar en vehículo propio o también hay buses que realizan el trayecto una vez al día desde Mercedes. Desde el norte, la ciudad más cercana es Ituzaingó.

Desde CABA se puede llegar con vehículo propio, son aproximadamente 800 km, tomando la RN9 hasta Zarate, empalmar la RN12 hasta Ceibas y continuar por la RN14 bordeando el Rio Uruguay y conectar con la RN119 que nos llevara a la ciudad de Mercedes. Desde Mercedes tomamos la RP40 (camino de ripio) hasta Colonia Carlos Pellegrini.

En ómnibus de larga distancia saliendo de la terminal de Retiro hasta Mercedes tiene un costo aproximado de $1500 Ida y vuelta por persona y el tiempo de viaje es de aproximadamente 10h 30m.

En avión saliendo de Aeroparque con destino a la ciudad de Posadas tiene un costo de $3000 Ida y vuelta por persona. El vuelo tiene una duración de 1h 35m, pero a eso hay que sumarle el tiempo de espera en el aeropuerto y el traslado desde Posadas hacia el lugar del alojamiento.

Colonia Carlos Pellegrini

Ubicada a orillas de la laguna Iberá, la Colonia Carlos Pellegrini con sus extensas calles de arena revuelta parece detenida en el tiempo. Casas nuevas utilizadas para brindar alojamiento a los turistas se entremezclan con ranchos de adobe en donde algunas familias locales siguen viviendo de la manera tradicional, como hace muchos años. No hay bancos ni cajeros, por lo que hay que prever el tema del dinero. Tampoco hay farmacias (aunque sí hay un hospital), por lo cual hay que llevar los medicamentos que uno necesite. También hay que tener en cuente el tema del combustible, ya que no hay estaciones de servicio, por lo cual deberán asegurarse de cargar combustible en la ciudad de Mercedes.

¿Dónde Alojarse?

El pueblo ofrece posibilidades para todos los presupuestos, desde acampar hasta opciones de primer nivel. También se puede dormir en Mercedes, que cuenta con varios hoteles e incluso un hostel, pero no lo recomendamos ya que viajar sólo para pasar un día en los Esteros nos sabe a poco.

Para los que prefieran dormir bajo mil estrellas, el pequeño camping municipal ubicado a la entrada del pueblo, y a 10 cuadras de la plaza, es excelente. Dispone de quinchos compartidos equipados con parrilla, mesas y bancos, distribuidos en un predio muy bien mantenido y forestado, baños con duchas que brindan agua caliente en ciertos horarios, muelle propio, una pequeña proveeduría.

Para los que prefieran alojarse con más confort, la Colonia dispone de una amplia variedad de hosterías y posadas, para todos los gustos y bolsillos. La gran mayoría cuanta con desayuno incluido y wifi.

¿Cuánto tiempo quedarse?

Creemos que al menos dos o tres noches son necesarias para lograr disfrutar un poco el lugar, realizar algunas actividades, y amortizar el tiempo que nos tomó llegar hasta allí. Si pueden quedarse más, mucho mejor.

Conclusión

Haber realizado este traba  jo, me ha despertado un gran interés por el ecoturismo en la Región del Litoral argentino, donde no solo tenemos los Esteros del Iberá, sino que también se pueden visitar en un mismo viaje camino a los Esteros, el Parque Nacional el Palmar, ubicado a escasos kilómetros de la Ruta Nacional 14, entre las ciudades de Colón y Concordia, cerca de la pequeña Ubajay, en la provincia de Entre Ríos. Y sería una pena volverse a casa sin antes pegarse una vuelta allá bien al norte de Misiones, visitando las imponentes y majestuosas Cataratas del Iguazú.

Simplemente otra forma de hacer turismo, otro estilo de vacaciones, para cortar con la rutina y escapar por un rato de la gran jungla de cemento, dejándonos llevar por la pureza de  la naturaleza.

 

.