26 febrero, 2024

¿Qué es la Bulimia?

Es una enfermedad alimentaria que se caracteriza por un deseo compulsivo de comer seguido de una necesidad de eliminar lo ingerido por diferentes procedimientos como el vómito, ayuno, ejercicio prolongado, actividad física exagerada y laxantes entre otros. La base del problema es de no querer engordar, afecta principalmente a mujeres adolescentes, sobre los 20 años de edad.

Síntomas de la bulimia

Los síntomas típicos de un cuadro de bulimia son los siguientes:

Atracones o sobre ingesta de alimentos:

El enfermo come una gran cantidad de alimentos en un espacio de tiempo muy corto. No tiene control sobre la ingesta y es tal la ansiedad que cree que no puede parar de comer.

Uso de laxantes:

Para prevenir el aumento de peso y compensar el atracón o el exceso de comidas, el enfermo se provoca vómitos, utiliza laxantes, diuréticos, fármacos, o recurre a otros medios que le permitan controlar el peso, como la práctica abusiva de actividades deportivas.

Repetición:

Los ciclos de atracones y vómitos se manifiestan un mínimo de dos veces por semana.

Baja Autoestima.:

La autoestima del enfermo es baja y la identifica con su cuerpo.

Cambios físicos

Asimismo, se producen otros cambios físicos y emocionales (depresión, ansiedad) que manifiestan el desarrollo de la enfermedad. Los bulímicos se ven gordos, incluso cuando su peso es normal; se avergüenzan de su cuerpo y lo rechazan, por lo que intentan hacer dieta en todo momento. A pesar de todo, la ingestión compulsiva a escondidas o durante la noche es una de las principales características de esta patología. Pueden llegar a gastar una gran cantidad de dinero en comida o recurrir a la que ya hay en casa, que comienza a desaparecer misteriosamente de la despensa. No sienten ningún placer al comer ni preferencias en cuanto al tipo de alimentos, sólo buscan saciarse. Intentan evitar los lugares en los que hay comida y procuran comer solos.

Su comportamiento suele ser asocial, tienden a aislarse, y la comida es su único tema de conversación. Además, la falta de control sobre los alimentos les produce grandes sentimientos de culpa y vergüenza.

Signos físicos

En cuanto a los signos físicos que evidencian la enfermedad se encuentran:

  • La debilidad
  • Dolores de cabeza
  • Hinchazón del rostro por el aumento de las glándulas salivales y parótidas
  • Problemas con los dientes
  • Miedo al aumento de peso
  • Sentirse insatisfecha/o con el tamaño, la forma y el peso corporal
  • Inventar excusas para ir al baño inmediatamente después de haber comido
  • Comer solo alimentos dietéticos o bajos en contenido graso (excepto en los atracones)
  • Adquirir laxantes, diuréticos o enemas regularmente
  • Pasar la mayor parte del tiempo realizando ejercicio o intentando quemar calorías
  • Aislarse socialmente, especialmente para evitar comidas o festejos donde se sirven comida

La bulimia puede ir acompañada de otros trastornos como la cleptomanía, el alcoholismo o la promiscuidad sexual.

Consecuencias clínicas:

  • Arritmias que pueden desembocar en infartos.
  • Deshidratación.
  • Colon irritable
  • Reflujo gastrointestinal.
  • Hernia hiatal.
  • Pérdida de masa ósea.
  • Perforación esofágica.
  • Roturas gástricas.

Alimentos recomendados para personas con bulimia

  • Desde un punto de vista de la nutrición y la dieta es necesario que el paciente comprenda la importancia de una alimentación variada en la que se contemplen todos los nutrientes básicos.
  • Se deben de consumir huevos, leche, productos fermentados como el yogur y huevos, que aportan proteínas, así como aceites de oliva y soja, de primera prensada en frío y frutos secos, como nueces, avellanas y almendras, que proporcionan ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales.
  • Son adecuadas las plantas ricas en almidón de más lenta absorción, que proporcionan energía, como cereales, tubérculos y legumbres -patatas, guisantes, arroz y soja entre otros-,así como frutas, verduras y hortalizas.
  • Tomar alimentos ricos en zinc,como los espárragos, apio, higos, berenjenas y patatas.
  • Se deben de realizar cinco comidas diarias, no demasiado abundantes y masticar despacio los alimentos.
  • Es importante que la persona bulímicaintroduzca en su dieta todos los nutrientes necesarios, siendo los carbohidratos y proteínas, procedentes de fuentes naturales y saludables y se deben de eliminar productos azucarados y de repostería, alcohol y cafeína.

Generalmente las personas que padecen bulimia han sido obesas o han realizado numerosas dietas sin control médico. Tratan de ocultar los vómitos y las purgaciones, por lo que la enfermedad suele pasar desapercibida durante mucho tiempo.

Prevención en cuanto a la Bulimia

  • El cambio en la alimentación debe ser más un cambio cualitativo que cuantitativo.
  • En la dieta de la persona bulímica se deben aportar grasas y también hidratos de carbono, proteínas y minerales procedentes de fuentes naturales y saludables.
  • Se deben suprimir los azucares que normalmente producen una ansiedad muy grande en los enfermos y la saciedad que les proporciona es muy poco duradera

No beber estimulantes ni alcohol.