19 junio, 2024

 Este sistema es una herramienta tecnológica e informática para la gestión integral del comercio exterior. Surgio  a través de un convenio de colaboración entre los gobiernos de Argentina y Francia en el año 1987. Se  comenzó a utilizar en el año 1993.

Es utilizado actualmente, reemplazando el anterior Sistema Informático María; de iguales cualidades y con las mismas funciones, busca facilitar el comercio exterior seguro y transparente a través de la simplificación de los trámites y  con la posibilidad de trabajar con información anticipada a fin de agilizar las operaciones.
No obstante, esto no significa una disminución en los controles.  El sistema permitirá contar con la imagen del escaneo de la carga junto con la declaración de exportación e importación.

El software fue desarrollado por la AFIP y de esta forma, la Argentina es el primer país en Sudamérica en disponer de un sistema de estas características.
Las autoridades competentes han pensado en mantener las mismas siglas (SIM) que identifican actualmente al Sistema Informático María; el nombre de MARIA es la conjunción de SisteMa Informático de ARancel Integrado Aduanero.
Pero esta vez, el Sistema Informática MALVINA lleva el nombre de mujer, al igual que el Sistema Informático LUCIA de la R.O. del Uruguay o el Sistema Informático SOFIA de la R. del Paraguay, entre otros.

El sistema Informático Malvinas se desarrolla dentro del Plan Nacional de Gobierno Electrónico. Entre sus objetivos se encuentran la administración integral de las operaciones aduaneras, la gestión del riesgo en tiempo real, el intercambio de información entre los distintos sectores que intervienen en el comercio exterior a través de medios y documentos electrónicos.
Esta etapa comprende la información anticipada introduciendo un concepto actualizado en gestión de riesgo y control aduanero que a su vez permitirá un nuevo paradigma en materia de fiscalización y brindará respuesta a las necesidades actuales del comercio exterior.
La idea de las autoridades es integrar el proceso declaratorio aduanero con el de control fiscal, y se espera un tratamiento más eficaz a la hora de detectar contrabandos, evasiones impositivas y de índole no económica.
Para poder realizar una destinación, el despachante debe establecer una conexión con los servidores de la Aduana, es decir, identificarse, que se hace por medio una de clave.
El sistema está compuesto por cuatro módulos operativos y funcionales, se debe registrar toda la información de forma correcta, ya que un error en alguno de los módulos repercute directamente en cualquiera de los otros.

En el primer modulo denominado Caratula; se deberán registrar todos los datos generales de la operación, por ejemplo, los montos globales, las facturas, información complementaria, etc.

Luego tenemos el modulo Ítem; donde se comienza a detallar la mercadería involucrada en la operación. Deben indicarse datos como, posición arancelaria, procedencia, sufijos, ventajas. Al finalizar un ítem debe hacerse un presupuesto.’

En tercer lugar el modulo Bultos; en el caso de importación se ingresara el correspondiente documento de transporte, los datos son cargados por el Agente de Transporte Aduanero. En el caso de exportación, se deberá ingresar en detalle los bultos que componen la carga

Y por último, Presupuesto General; aquí se presupuesta el conjunto de mercaderías que se comercializa, afectando a los fondos de una Subcuenta dentro del sistema, para realizar el pago de los tributos correspondientes, o en caso que sea necesario, garantizarlos.

Una vez que ya se han cargado todos los datos, y evacuado todas las preguntas del sistema, se podrá Oficializar. En cualquiera de los otros pasos, el despachante de aduanas, el operador SIM, o quien este cargando la destinación, podrá corregir sus errores, pero una vez oficializada la destinación, no  admite correcciones.

Existen diferencias del funcionamiento del sistema, dependiendo si  se trata de una importación o una exportación.
En el caso de importación, como vimos antes, el modulo bultos debe ser cargado por el ATA. Se declarara el país de origen, ej.: España (cod.410).  Una vez oficializada la destinación, automáticamente se emitirá el canal de selectividad que corresponda.  El documento que emite el sistema se denomina Despacho de Importación.

En cambio, en el caso de exportación, el modulo bultos es cargado por el propio despachante. No se declara el país de origen, sino que se declara la provincia de Argentina, en la cual se fabrico, hubiera nacido y sido criada, o hubiera sido cosechada, recolectada, extraída o aprehendida, etc. Con fines estadísticos, es decir, para llevar un control de productos manufacturados por región.
El documento emitido, se denomina Permiso de Embarque.
El documento deberá añadirse al sobre contenedor, en el caso de importación, sobre naranja, en el caso de exportación, sobre verde.
Actualmente el sistema no solo representa transparencia para el comercio internacional, por el registro debido de cada una de las operaciones, evitando evasiones impositivas y además las que resulten de índole no económicas. Por su diseño informático, quien registre la destinación debe hacerlo de manera precisa, ya que el propio sistema detectara errores, anulando la operación en cualquiera de sus pasos.
Siguiendo con los objetivos del sistema, o lo que representa hoy en día, podemos mencionar:
*Reducción de costos operativos, perfeccionamiento de los controles del Servicio Aduanero.
*Reemplazar los controles manuales y burocráticos.
*Control inmediato y centralizado de la recaudación.
*Control estratégico de riesgos
Si bien no fueron muchos los cambios que sufrió el sistema en el año 2014, cuando paso a denominarse Sistema Informático Malvinas, podemos mencionar algunos que fueron realmente favorables. Por ejemplo, algunas herramientas implementadas que interactúan en línea con otros sistemas, como SEPAIMPO y SECOEXPO, donde interactúan la AFIP y el BCRA. O el sistema INDIRA, implementado entre los Estados partes del Mercosur, por el cual  efectúan el intercambio de información internacional en línea.
Además de ello, el uso del sistema se ha convertido en generador de puestos de trabajo.
Muchas empresas, están en la búsqueda constante de Operadores SIM, para ello, se dictan cursos intensivos, de corta duración, para el adecuado manejo del sistema, con rápida salida laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *