16 junio, 2024

Las transformaciones que ha sufrido el sistema educativo argentino son comparables con algunos pensamientos que tenia Jan Amos Komenský, en latín Comenius, quien fue una de las primeras personas en decir cosas como “todos los hombres tienen una aptitud innata hacia el conocimiento y no lo restringe solamente a una elite o para algunos iluminados, así crea la concepción de una escuela popular de gran cubrimiento y a la que todos tengan acceso. El fin es lograr la paz mundial ya que consideraba que la educación es el camino más rápido para llegar a ella”.

Esta frase, es comparable a lo que ocurrió primero, con Sarmiento, que buscaba que todos los habitantes puedan acceder a una educación pública, ya que en esos tiempos solamente accedían las altas clases sociales, y las escuelas eran controladas por la iglesia católica.

Comenio, también estableció principios pedagógicos, que en su didáctica magna, hacia una reforma de la organización escolar, que fijaba los niveles de educación:

La escuela maternal: Que llega hasta los 6 años. En ella se deben enseñar las ciencias.

La escuela elemental: Es el equivalente a la primaria y llega hasta los 12 años. En ella se enseña una instrucción general y virtudes. Se cultiva la inteligencia, la memoria y la imaginación. Debe ser obligatoria.

La escuela latina o gimnasio: de los 12 a los 18 años. Sirve para preparar a los alumnos para estudios superiores. Cuando acaban esta escuela los alumnos realizan un examen para comprobar quienes son aptos para entrar en la academia.

La academia: de los 18 a los 25 años, muy parecida a la universidad. Para ella el Estado debe conceder becas.

Actualmente en Argentina, está vigente la ley 26206, que establece niveles de educación para el territorio:

Educación inicial: que establece la educación de 45 días a 5 años, siendo sala de 4 y 5 años obligatoria.

Educación General Básica: que establece la educación obligatoria, desde los 6 años hasta los 11 o 12 años, dependiendo la jurisdicción.

Educación Secundaria: que establece la educación obligatoria desde los 12 años hasta los 17 o 18 años dependiendo la jurisdicción.

Educación de Nivel Terciario: Este nivel de educación es superior o universitario, Varía de acuerdo a la institución y la carrera, pero puede durar desde los cursos de 6 meses de la educación terciaria con orientación a asistencia ejecutiva; a los 12 años de Medicina con especialidad de una universidad con orientación a la Medicina

 

John Dewey fue el filósofo norteamericano más importante de la primera mitad del siglo XX. A lo largo de su extensa carrera, Dewey desarrolló una teoría que estaba a favor de la unidad entre la teoría y la práctica, unidad que ejemplificaba en su propio quehacer de intelectual y militante político. Su pensamiento se basaba en la convicción moral de que «democracia es libertad«, por lo que dedicó toda su vida a elaborar una argumentación filosófica para fundamentar esta convicción y a militar para llevarla a la práctica.

Dewey se manifiesta como un convencido defensor de la institución escolar, a la cual, intenta aplicar su teoría del hombre y de la sociedad. En los capítulos del libro apunta a lo que él considera un papel fundamental de la escuela, la eliminación de las diferencias de clase social y la constitución de una educación que capacite a todos del mismo protagonismo y oportunidades en la sociedad. Es, por tanto, una institución necesaria para la estabilización de la sociedad y el máximo aprovechamiento de las diferencias individuales que se opone a las diferencias de clase pero que, podemos objetar, acaso contribuya a barrerlas sólo ficticiamente.

Este concepto, se puede relacionar con la posibilidad que existe en Argentina, que todos los habitantes pueden acceder a una educación pública, donde la brecha que existe entre las diferentes clases sociales se ve eliminada parcialmente, ya que existe gente de clase social alta, que prefiere concurrir a un establecimiento público de calidad que a uno privado, en este caso pueden llegar a convivir diferentes tipos de personas de extractos sociales totalmente distintos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *