14 julio, 2024

Administración de Consorcios:

 Los cambios en la actualidad


Se debe entender la actividad del Administrador de Consorcios como una “gestión”, la cual no solo comprende el hecho de presentar números regularmente, actuando sobre asuntos financieros, laborales y de mantenimiento del edificio, sino también el cumplimiento de todas las normas impositivas, laborales, municipales y de seguridad que contribuyan a generar un ambiente de colaboración y participación sin agregar preocupaciones.

En la actualidad, existe un Registro Público de Administradores de Consorcios y, para formar parte, se debe realizar una serie de trámites así como también un curso de formación; Todos los administradores deben estar inscriptos y presentar ante el Registro la información de su ejercicio anual. Deben acreditar los pagos de servicios, contribuciones previsionales, pólizas de seguros (incendios, ascensores, ART, etc.) y toda acción vinculada a la vida del consorcio.

Algunas de sus funciones constan en convocar a las Asambleas de co-propietarios para días y horarios hábiles. En ellas se brindan los datos y cuentas de su gestión; los reclamos, las actividades ejecutadas y los presupuestos estimados de diferentes tareas a realizar.

La liquidación de expensas de un edificio es una de sus funciones principales, la misma se encuentra compuesta por la liquidación de haberes y cargas sociales del encargado, a esta se le suman  los gastos del inmueble,  los trabajos realizados en los distintos departamentos como mejoras, reparaciones y los honorarios correspondientes a la administración.

En la actualidad la mayoría de los consorcios está optando por dejar la costumbre de tener encargado con vivienda fija y full-time. Ustedes se preguntaran: ¿Cómo mantenemos el edificio sin encargado? Lo que realizan es un cambio por personal temporario o part-time; este cambio busca reducir el impacto de las expensas en la economía de los consorcios, en momento en que también enfrentan la suba de las tarifas; se estima que el sueldo y las cargas sociales del encargado representan el mayor gasto de un edificio.

También se está implementando la contratación de empresas terciarizadas que brinden estos servicios, que realizan tareas específicas solicitadas por propietarios o inquilinos, los cuales son los que mensualmente reclaman o sugieren cambios.

En conclusión, en la actualidad se está perdiendo la costumbre de tener encargado fijo ya que gracias a esto se reducen circunstancialmente los gastos generales del edificio y de por si las expensas las cuales son bastantes altas por lo general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *