21 mayo, 2024

Se refiere al derecho a gozar de un medio ambiente de trabajo seguro y saludable se respeta en todos los niveles, en la que el gobierno, los empleadores y los trabajadores participan activamente en iniciativas destinadas a asegurar un medio ambiente de trabajo seguro y saludable mediante un sistema de derechos, responsabilidades y derechos bien definidos, y en la que se concede máxima prioridad al principio de prevención.

La cultura preventiva puede entenderse como “el producto de los valores, actitudes, competencias y patrones de comportamiento, grupales e individuales, que determinan el compromiso y el estilo y la competencia de los programas de salud y seguridad de la organización y la sociedad. Este concepto expresa una lógica del proceso según el cual se dispone de buenos canales de información, se tiene capacidad de entender los riesgos que se enfrenta, priorizarlos, identificar caminos prácticos para ponerlos bajo control, se cuenta con mecanismos de discusión para lograr el mejor tratamiento.

Se caracteriza entre otros por:

  • Un alto nivel de comunicación entre los niveles organizacionales. Los intercambios son menos formales y más frecuentes.
  • Condiciones de trabajo confortables, buen mantenimiento del lugar.
  • Alta satisfacción en el trabajo con percepciones favorables de los trabajadores con respecto a la promoción, beneficios y las formas de realización de tareas.
  • La capacitación sistemática de los trabajadores.

El concepto de Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo, lo entendemos a partir de una visión integradora de la relación del hombre con su medio social, físico y cultural y con su calidad de vida en general. Esta visión integradora relaciona directamente los aspectos sociales que están en la vida de las personas y de los trabajadores y los propios aspectos involucrados en la vida laboral. La condición de trabajo, por lo tanto, está vinculada al estado del entorno laboral.

Riesgos derivados de la falta de seguridad y el uso de la tecnología

Son aquellos peligros que resultan por la falta de protección para el trabajador en el uso de máquinas, contacto con instalaciones con tensión eléctrica, trabajos en altura sin los sistemas anticaída, entre otros. La seguridad implica el uso de técnicas que permitan eliminar o reducir el riesgo de sufrir lesiones en forma individual o daños materiales en equipos, máquinas, herramientas y locales. Son riesgosas las herramientas que se encuentran en mal estado por falta de mantenimiento preventivo.

Cuando las máquinas – herramientas y los equipos utilizan energía eléctrica, la electricidad  compone un factor de riesgo en sí mismo, capaz de causar lesiones e incendios. También el orden y limpieza dentro del centro de trabajo son de vital importancia. Hay que definir claramente las zonas de circulación y de depósito de materiales, que puedan caer o molestar a las personas en sus desplazamientos; incluyendo también a los espacios limpios para la ejecución de la tarea. Dentro de las condiciones en los lugares de trabajo, debemos considerar los riesgos de incendios, debemos evaluar la existencia de material combustible que puede inflamar y entrar en contacto con fuentes de energía, principalmente electricidad, ya que las fallas pueden generar, altas temperaturas en las instalaciones y derivar en incendios (cortocircuitos en instalaciones eléctricas mal conectadas y sobrecargadas, recalentamientos de los circuitos eléctricos por mayores consumos).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *