20 junio, 2024

Los empleados estamos mayormente realizando un trabajo sedentario, sentados en una silla frente a un escritorio por lo general nuestra actividad está ligada a utilizar la computadora, ¿estaremos sentándonos como deberíamos para evitar las Enfermedades posturales? ¿Tendremos la iluminación correcta?

Muchas contracturas, lumbalgias o problemas de cervicales tienen su origen en la rigidez y mala postura que se mantiene en el trabajo a lo largo de la jornada laboral.
Las lumbalgias, tendinitis o hernias discales figuran entre las enfermedades más habituales que sufren los trabajadores. Pueden deberse a la realización de esfuerzos físicos como levantar pesos o al verse obligado a estar en malas posturas durante tiempo prolongado.

Posturas inadecuadas más frecuentes en el trabajo de oficina.

El sentarse mal en el escritorio puede provocar dolores de espalda o molestias cervicales.

1 Giro de la cabeza.

2 Falta de apoyo en la espalda.

3 Elevación de hombros debido al mal ajuste de la altura mesa-asiento

4 Falta de apoyo para las muñecas y antebrazos.

5 Extensión y desviación de la muñeca al tipiar.

 

Una buena postura de trabajo requiere:

– Cabeza levantada y mentón paralelo al suelo.

– Columna erguida apoyada en el respaldo

– Pies apoyados en el suelo con tobillos en ángulo recto.

– Rodillas en ángulo recto más elevadas que la pelvis.

– Brazos apoyados en el asiento o en la mesa.

 

Si consideramos que las personas pasan gran parte del día en sus puestos de trabajo, entre los aspectos a considerar en el ámbito de la higiene y seguridad en el trabajo es la regulación de la luz a lo largo de su jornada ya sea artificial o natural. Esto último, dependerá de la actividad que se realice cada persona. Cuanto mayor sea la cantidad de luz y hasta un cierto valor máximo (límite de deslumbramiento), mejor será el rendimiento visual.

Los especialistas en iluminación, coinciden en que, la relación entre la luz y la salud visual están vinculados. No contar con esta condición, puede causar daño a la visión y aumentar el riesgo de accidentes.

Efectos en la salud por exposición de iluminación inadecuada.

  • Fatiga visual:

Molestias oculares, pesadez de ojos, picores, necesidad de frotarse los ojos, somnolencia.

  • Trastornos visuales:

Borrosidad, disminución  de la capacidad visual.

  • Fatiga Mental:

Síntomas extra oculares: cefaleas, vértigos, ansiedad.

  • Deslumbramientos:

Pérdida momentánea de la visión.

 

Recomendaciones de Seguridad.

  • Determinar el valor de la iluminación sobre el plano de trabajo de acuerdo a lo establecido por la reglamentación de la Ley de Higiene y Seguridad en el Trabajo Nº 19.587 y Resolución 84/12 Protocolo para la Medición de la Iluminación en el Ambiente Laboral
  • El Sector o Servicio de Seguridad e Higiene deberá efectuar mediciones de iluminación en pasillos, salidas de emergencias y lugares de producción.
  • Realizar un mantenimiento periódico de las luminarias (limpieza, cambio de tubos fluorescentes, etc.).
  • Emplear iluminación natural cuando sea posible e iluminación artificial auxiliar cuando sea necesario.
  • Buscar una iluminación uniforme para evitar reflejos o deslumbramientos.
  • Utilizar persianas o cortinas para regular la contribución de la luz natural en el recinto.
  • Cambiar los tubos fluorescentes que parpadeen.
  • Controlar la luz emitida mediante difusores o rejillas.
  • Evitar una visión directa a la fuente de luz.
  • Eliminar las superficies de trabajo o las mesas brillantes.
  • Procurar que los colores de paredes, techos y superficies de trabajo no sean ni muy oscuros ni excesivamente brillantes.
  • Levantar la vista y enfocar un punto lejano para descansar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *