27 febrero, 2024

Praga, Viena y Budapest, tres ciudades que están unidas a lo largo de su historia.
Estas Ciudades han sido habitadas por grandes imperios. Sus primeros habitantes fueron celtas, luego invadidas por germanos, romanos,la Unión Soviética y alemanes Nazis.
Hoy, todas esas invasiones por las que han pasada estas ciudades son las que dejaron magnificas edificaciones llenas de historias dignas de visitar.
Praga;
Corazón de República Checa, esta ciudad posee magia en cada rincón. Tiene un estilo medieval, con calles empedradas y angosta. Aunque también es una ciudad moderna con todas las comodidades que podemos imaginas. Su idioma Oficial es el Checo y aunque esta integrada a la Unión Europea su moneda es la corona Checa.
La ciudad posee variedad de trasporte publico, metro, colectivos y tranvías, con el cual se pueden recorrer todos los atractivos turísticos que la rodean. Y si deseamos recorrer la ciudad con los transportes públicos es recomendable utilizar la “Praga Card”. Esta tarjeta se puede adquirir en cualquier centro de turismo de la ciudad y nos permite viajar en todos los transportes públicos de la ciudad durante un periodo de tiempo. Podemos elegir por 24hs, 48 hs, o 72hs. Ademas posee descuentos en mas de 100 museos y atractivos turísticos.
Si bien hay muchos lugares dignos de recorrer en esta ciudad, algunos son imperdibles.
El Castillo de Praga. Esta excursión llevara el día entero, peor vale la pena. Se puede acceder al castillo en colectivo o en tranvía.
Construido en el siglo IX, es considerado como el castillo más grande del mundo. El castillo está compuesto por un conjunto de palacios y edificios conectados por pequeñas callejuelas.
El castillo fue construido de manera estratégica y rápidamente se convirtió en el centro del territorio y constituyó la residencia de los Reyes de Bohemia (así se llamaba antes de ser República Checa) desde su fundación por el príncipe Borivoj. Hoy es la residencia presidencial de Praga. Dentro de el castillo se encuentra una gran variedad edificios y atractivos para apreciar. Una de ellas es La Catedral de San Vito. Imponente en su arquitectura y símbolo de Praga, la catedral alberga la tumba de Wenceslao IV (El rey bueno), las Joyas de la Corona, y es el lugar de coronación de los reyes de Bohemia. Ademas se puede recorrer El callejón de Oro una pequeña y pintoresca calle medieval, El convento y la Basilia de San Jorge, y varias de las torre que había al rededor del castillo.
Otros imperdibles de Praga se encuentran en la Plaza Vieja, una plaza seca de empedrado. Allí se encuentra el ayuntamiento de Praga, Iglesia de Nuestra Señora de Týn y el maravilloso reloj astronómico. Y por supuesto no dejemos de pasar por el Puente de Carlos, postal típica de Praga.
Siguiendo viaje se puede llegar a Viena, en tren o en bus desde Praga.
Viena esta integrada al Euro y su idioma oficial es el Alemán. Al igual que Praga posee una gran red de trasportes públicos que nos acercara a los atractivos turísticos.
Viena es una ciudad cultural, cuna de varios compositores famosos de la opera y destacada por su imponente edificio de la Opera. Ademas de ver alguna obra, también se realizan guiada para poder conocer todos los rincones del lugar. El ciudad también podemos conocer la Catedral Stephansdom. De estilo gótico fue construida sobre una antigua iglesia Románica dedicada a San Esteban. Posee una torre de 135 metros de altura nos invita a subir para poder aprecia la ciudad desde un angulo único.
Ademas de la Opera, se destacan los palacios que se pueden visitar todo el año. El Palacio Schönbrunn y el Palacio Hofburg, dos de los mas importantes de Viena. Son imponentes en su arquitectura y con grandes salas y jardines que retratan la vida de la época imperial. Sin duda merecen ser visitados si estamos en la ciudad. Otros atractivos para visitar son; La torre del Danubio, que nos da una excelente vista del rió y también podemos realizar «bungee jumping desde lo alto de la torre. También se puede visitar la Iglesia Capuccina y la Cripta imperial donde descansan los restos de los restos de la realeza Austriaca.
Luego de Viena se puede llegar a Budapest, por bus o por tren.
Budapest posee su propia moneda, el el florín húngaro y su idioma oficial es el Húngaro.
Como atractivo indiscutible de la ciudad esta el Parlamento ubicado en el Pest (parte baja de la ciudad) y a orillas del Danubio. Sin duda es la postal de la ciudad.
De estilo neo gótico y neo renacentista , el parlamento es el 3° mas grande del mundo luego del Rumanía y Argentina. Se puede visitar por dentro y recorrer varias de sus salas.
Otro imperdible de Budapest es el Castillo de Buda, también conocido como Palacio real, donde residían los reyes de hungria. Es una zona amurallada donde ademas del castillo se encuentran, la biblioteca Széchenyi, la Galería Nacional Húngara, el Museo de Historia de Budapest y la Iglesia Matias, antigua mezquita Turca. Toda esta zona esta declarada como patrimonio Cultural de la Humanidad (UNESCO).
Otra postal de la ciudad es el Puente de las cadenas, que atraviesa el Danubio hacia el Castillo de Buda. Ideal para visitar al atardecer y ver como se encienden las luces de la ciudad.Otros paseos por la ciudad son; Bastión de pescadores, que con sus siete torres nos otorga una maravillosa vista de la ciudad. La sinagoga, la Plaza de Héroes y la Opera de Budapest.
Sin duda estas ciudades merecen ser visitadas. Así que si estas pensando en tu próximo viaje, tenerlas en cuenta. Y recoda que para entrar a estos países solo necesitas tu pasaporte al día y podres quedarte hasta 90 días.

Charles Bridge morning