21 mayo, 2024

La voz puede considerarse una manifestación expresiva, por medio de ella logramos expresarnos y comunicarnos. En cada individuo es singular y única, en el tono de la voz se pueden percibir sentimientos y estados de ánimo. Es un vehículo  para la emisión de las palabras y estas nos sirven para comunicarnos. Definámosla también como un instrumento, en el caso del guía de turismo uno muy importante, en diferentes actividades laborales hay diversas herramientas que son vitales para el desarrollo de las tareas pertinentes de la actividad. El guía debe tener muchas cualidades en cuanto a la comunicación y transmisión de conocimientos, se podría decir entonces que la eficacia en la comunicación depende en gran medida de la calidad de su voz.

El compositor alemán R. Strauss dijo en una oportunidad “La voz es el más bello instrumento, pero el más difícil de tocar”. Está claro que la voz puede parecernos que no tiene complicaciones a la hora de usarla, muchos estamos acostumbrados a abrir nuestra boca y simplemente utilizarla. Pero cuando esta es el vehículo principal para llevar a cabo una actividad laboral, es importante tener en cuenta ciertos cuidados y formas para lograr el mejor funcionamiento de la misma.

El guía debe tener la buena costumbre de cuidar y saber manejar su voz, ya que su trabajo y la eficacia de su desempeño se verán reflejados en su buen uso.

Pero ¿qué aspectos debemos tener en cuenta si es que queremos tener un buen manejo y control de la voz?  Los pasos a seguir son sencillos pero deben ser respetados, guías, locutores, cantantes y aquellos que desarrollan una actividad que requiere específicamente al uso de la voz deben tener en cuenta estos consejos.

Primeramente el cuidado de la voz, esta necesita descanso y relajación. Es fundamental no forzarla, abrigar la garganta, no hablar en lugares donde hace mucho frío si no es necesario, en el caso del guía de turismo muchas veces se encontrará en esta situación de tener que hablar al aire libre en lugares con baja temperatura, lo importante seria hablar solo lo necesario y relevante. Alguna bebida no muy caliente ni muy fría, té de hierbas endulzado con miel por ejemplo, ayudan a que la voz pueda dar el cien por ciento.

Después podemos mencionar las formas de usar la voz, proyectarla de la mejor manera para que pueda ser escuchada, también cuidar la pronunciación para que pueda ser entendida, controlar el tiempo en el que hablamos, no hablar ni muy rápido ni muy lento, cuidar nuestra respiración, tomarnos el tiempo para respirar ayuda a que la voz no se esfuerce de mas y también a que lo que estamos diciendo pueda ser entendido por quien está escuchando.

A la hora de mejorar el uso de la voz, también la práctica es fundamental, leer textos en voz alta y tratar de hacerlo claramente, cambiando los tonos y el volumen de la voz. La expresión corporal y los gestos también deben acompañar a la voz, no olvidemos que cuando la estamos usando estamos tratando de expresar y de comunicar, refiriéndonos al guía de turismo una vez más, la voz tiene que ser agradable y lo que se trata de comunicar debe estar bien claro así quienes escuchan sus relatos podrán disfrutar al máximo la experiencia de realizar una visita guiada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *