21 mayo, 2024

La Serenísima es un grupo empresarial argentino fundado por Antonino Mastellone y Teresa Aiello en 1929, en la localidad de General Rodríguez, Provincia de Buenos Aires.

Su eslogan es “La verdad láctea” y su logotipo es verde y rojo, los colores de la bandera de Italia.

 

La marca toma el nombre de la escuadrilla de aviones que comandara el poeta italiano Gabriele DAnnunzio, quien, al sobrevolar Viena, capital del entonces Imperio Austro-Húngaro, con la misión de bombardearla, lanzara en su lugar sobre la ciudad panfletos a favor de la paz.

La empresa ya hace más de 85 años que tiene actividad económica en la Argentina y en los países lindantes, en sus inicios repartiendo leche en botellas de vidrio verdes, pasando a botellas transparentes con el logotipo impreso, desarrollando la distribución de los sachets de leche haciendo inalterable el contenido del mismo, creación de quesos y ricotas, yogurts, postres, además que cuenta con un convenio firmado con Danone una importante marca de lácteos de origen francés con quien desarrollo y distribuyeron distintos productos La Serenisima, y campañas como, por ejemplo: se organizó el primer «Mundialito La Serenísima», un Mundial de Fútbol para chicos de hasta 11 años, patrocinado a nivel mundial por Danone, en el año 2001. Esta empresa nacional nunca dejo de generar productos, ni de mejorar la calidad final de los ya existentes.

El Branding o el corazón de la empresa, los valores que transmite al cliente y que los diferencia de la competencia son: Una empresa líder en la elaboración y comercialización de productos alimenticios que se distinguen por su máxima calidad. Desde los comienzos, éste ha sido un valor central para todos los que forman parte de La Serenisima, desarrollando todas las actividades bajo este sentido. Así, se ha convertido en una compañía ampliamente reconocida y elegida día a día por las familias argentinas. Por tal motivo, los valores se encuentran ligados a la familia, la nutrición, la confianza, la sustentabilidad y a la responsabilidad social.

Al ser una empresa de alimentos la segmentación que realiza la misma es geográfica, ya que si bien puede variar las edades en las distintas ciudades, provincias o países consumen los productos elaborados por La Serenisima es homogéneo (leche, manteca, queso crema, queso, etcétera) enfocando la publicidad en rasgos generales a el recordatorio de que la empresa sigue estando y desarrollando los mismos productos de calidad, es más desarrollando publicidad en la cual se muestra cómo se produce en las plantas, los beneficios que cada uno de los productos tiene.

Desde los inicios La Serenisima no cambio su logotipo original por otros, si vario en el color en el cual lo publicaban, pero más como un diferenciador de productos, por ejemplo, el verde para productos light, o descremados y el rojo para productos enteros.

Cuenta con página web, cuenta en Facebook, Twitter, Instagram, canal de youtube, lo que la hace una compañía agiornada a los desafíos de la actualidad, donde las empresas tienen que dialogar en forma constante con los consumidores, que toman un rol activo en la toma de valor de un producto, ya sea positivo o negativo.

El microentorno en el cual está inmersa La Serenisima, es en la mayoría de los aspectos positivo, ya que los productos lácteos que comercializa son consumidos por un público muy grande, ya sean celiacos, personas con tolerancia baja a la lactosa, o los consumidores clásicos, rescatando aspectos del microentorno  algunos que no lo son tanto, por ejemplo los proveedores de materia prima(tambos) a las centrales procesadoras, se encuentran en una gran crisis, afectando la producción final de los derivados. Haciendo que por ejemplo anunciando el cierre una procesadora en Rufino.

En el Macroentorno, es distinto, ya que hay cuestiones que hacen difícil el desarrollo de la actividad económica de la empresa, por ejemplo, el aspecto natural se ve seriamente damnificado por las extremas inundaciones que se están dando en la llanura pampeana y en la Mesopotamia, ya sea por la pérdida de cabezas de ganado. Se puede sumar el entorno económico, que la poca rentabilidad que la actividad tambera genera, hace que los ganaderos vendan las cabezas de ganado y utilicen los campos de pastoreo para cultivar semillas (soja, trigo, etc).

En resumen, La Serenisima es una empresa con gran trayectoria empresarial, con valores y compromiso con el cliente, tanto en la responsabilidad social, como con el medioambiente y el desarrollo de calidad en los productos finales, con sello de calidad único La Serenisima, con seguimiento a los tambos en el control de calidad de la materia prima y con rigurosos estándares de calidad de la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *