23 junio, 2024

 

Casas emblemáticas de Buenos Aires

Circuitos originales

 

La Ciudad de Buenos Aires tiene infinidad de rincones hermosos y colmados de encanto por recorrer, donde podemos caminar entre casas, mansiones y edificios muy singulares, viviendas que guardan capítulos de su historia o donde han vivido grandes personajes de la política, las artes y la música.

Algunos de ellos son El Palacio Paz, situado frente a la plaza San Martín, en Retiro, es uno de los más destacados. El edificio pertenece actualmente al Círculo Militar.

A pocos metros se encuentra el Palacio San Martín, el cual perteneció la familia Anchorena, su construcción fue inspirada en el “clasicismo belle époque”, conserva las tres residencias originales unidas a través del Patio de Honor, hoy funciona como sede del Ministerio de Relaciones Exteriores. Es Monumento Histórico Nacional y exhibe obras de artistas como Berni y Spilimbergo.
Otra de las mansiones emblemáticas es El Palacio Errázuriz Alvear, en Avenida del Libertador al 1900, donde actualmente funciona el Museo Nacional de Arte Decorativo. Fue la residencia de la familia Alvear, de estilo neoclásico francés, construida entre 1911 y 1917.

En san Martin 336, pleno microcentro porteño, se encuentra una tradicional casona, esta fue habitada por Bartolomé Mitre, hoy convertida en Museo, con once salas en las que se exponen muebles y objetos personales de la familia que residió allí entre 1860 y 1906.
Es una de las pocas construcciones de Buenos Aires que conserva su fachada de estilo colonial de finales del siglo XVIII.

Las casa de Domingo Faustino Sarmiento, en Sarmiento 1251, donde actualmente funciona la Casa de San Juan, es la vivienda donde habito el ex presidente poco tiempo después de su mandato, junto a su hermana e hijos.

En el barrio de La Boca, Almirante Brown 401, se encuentra la Casa Amarilla, una réplica de la vivienda donde habitó el almirante Brown, marino irlandés creador de la primera flota naval de la Argentina. En el lugar funciona hoy el Instituto histórico de Estudios Navales.

En San Telmo, Venezuela 400, se puede visitar la Casa del Virrey Liniers, construida en el siglo XIX y conservada bajo estilo colonial y la Ex Casa de la Virreina Perú 381, un solar levantado en 1782, que fue durante mucho tiempo, una de las mansiones más lujosas de la Ciudad.

Por la calle Defensa, entre Moreno y Belgrano, se erige una construcción de tipo colonial que perteneció a Bernardino Rivadavia, el primer presidente argentino. La casa data de 1780.

Muy cerca, en el barrio de Monserrat, otra de las casonas de personajes históricos es la de María Josefa Ezcurra (Alsina 463), cuñada de Juan Manuel de Rosas, uno de los gobernadores de Buenos Aires y presidente de la Argentina. La edificación data de 1836, tiene influencias del renacimiento italiano y se ubicó como un importante centro de reuniones políticas

En México al 500, se encuentra La Casa de José Hernández, el autor del Martín Fierro, una típica construcción del siglo XIX en la que actualmente funciona la Sociedad Argentina de Escritores.

La Casa de Carlos Gardel, Juan Jaures 735, la voz del tango argentino, en la zona del Abasto. Allí, funciona hoy un museo. Las visitas se realizan de 11 a 18 los días de semana y de 10 a 19 sábados, domingos y feriados, museo que rescata y conserva los bienes del patrimonio cultural ciudadano y la obra completa del Zorzal.

Otras dos casas tangueras están en el barrio de Almagro y son la de Osvaldo Pugliese, Scalabrini Ortiz 392, donde el pianista, director de orquesta y compositor iniciara sus primeros pasos musicales, y la de Aníbal Troilo, Cabrera 2937, uno de los grandes bandoneonistas del tango.

Las viviendas mas  peculiares que podemos ver en la ciudad son El Museo de Ana Frank, Superí 2647, en el barrio de Belgrano, es una réplica de la vivienda donde la niña se escondió con su familia y La Casa Mínima, Pasaje San Lorenzo 38, una antigua edificación del siglo XIX, que mide 2,5 metros de ancho 13 de profundidad. Algunos historiadores indican que es sólo un espacio residual producto de las constantes modificaciones que sufrió la manzana, otros insisten en que fue entregada por una adinerada familia de la zona a un descendiente africano, luego de la abolición de la esclavitud.
La mayoría puede visitarse y recorrerse todos los días algunas además de museos o ministerios funcionan por la noche como café concert.

En fin…Buenos Aires no deja de sorprendernos entre las bellas mansiones y sus historias y entre esas  casas tan peculiares que guardan tantos  misterios y son  dignas de ser recorridas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *