27 febrero, 2024

Esto es normal en la época de nuestros abuelos solamente existía un televisor blanco y negro, una radio y algún otro aparato. Pero hoy en día es necesario estar comunicados y la tecnología cada vez nos acerca más con los enormes avances. Y esto obliga a las personas mayores a utilizar estas herramientas, por ejemplo tramitar un turno online en anses u otro medio.                                           Para el adulto mayor, Internet se ha convertido en una plataforma totalmente novedosa. Muchos no saben cómo la red puede ayudarlos a comunicarse mejor con sus amigos o familiares. Hoy en día, se han creado programas enfocados en la enseñanza y capacitación del adulto mayor acerca de los nuevos recursos tecnológicos disponibles para que de esa manera puedan sacarles el mayor provecho posible. También se pretende que los equipos posean las adaptaciones requeridas que brinden un uso óptimo para los usuarios que sufren de problemas visuales, auditivos o alguna otra limitación física. Por ejemplo se instalan “simuladores de cajeros” para la tercera edad  con el fin de capacitar e informar con billetes y tarjetas de fantasía, para evitar robos u demoras en la fila.                                                                                                   Durante esta etapa de la vida, la capacidad visual, auditiva y la pérdida de memoria son situaciones recurrentes que pueden parecer un obstáculo para aprender a utilizar estas nuevas tecnologías. Sin embargo, existen computadores modificados según las necesidades del adulto mayor, así mismo reduciendo las barreras que imposibiliten su uso.                                                       Las nuevas herramientas tecnológicas proporcionan una infinidad de beneficios. Uno de los más relevantes es su inmensa capacidad comunicativa y el acceso a la información a través de Internet. Mediante una gran gama de programas, personas de la tercera edad, especialmente quienes tienen algún impedimento físico o problemas de desplazamiento, pueden disfrutar de la lectura de libros, diarios, buscar datos o entrar en contacto con amigos y familiares sin tener que salir del hogar.                                                                           Nos encontramos en un mundo de constante desarrollo y una amplia oferta en cuanto a tecnología, es normal que las personas de la tercera edad cada vez muestren más interés por aprender sobre el uso de los dispositivos digitales. Los especialistas explican que estos conocimientos deben aprenderse poco a poco, y se requiere practicar diariamente para no olvidar esta nueva información. Asimismo, indican que no hay que desanimarse si no se entiende algo o si se olvida algún tema que se les fue explicado con anterioridad ya que, con el transcurso del tiempo, se le perderá el miedo a estos artefactos.