21 junio, 2024

En la actualidad los especialistas estiman que hay unos $25.000 millones que sobran en los bancos: no saben en dónde usarlos y no tienen lugar físico para guardar los billetes

El exceso de liquidez es un dolor de cabeza para las entidades financieras.

Las autoridades del Banco Central de la República Argentina (BCRA) enfrentan en la actualidad una situación inédita. Los bancos no tienen lugar físico para guardar los pesos y los dólares que sobran en el sistema financiero producto de la abundancia de ambas monedas.

Varias instituciones financieras no saben dónde guardar los pesos que el BCRA no acepta que se depositen en su sede de Reconquista 266. Pero el problema se agrava porque tampoco tienen lugar en sus bóvedas para almacenar los dólares que sus clientes depositan como producto del blanqueo o exteriorización de capitales, que finalizó el pasado 31 de marzo.

«Los bancos no tenemos lugar físico para guardar los pesos que sobran en el sistema financiero por una decisión arbitraria del BCRA. Hay exceso de billetes en todo el sistema financiero y por el momento no aparece la solución. Lo concreto es que no sabemos qué hacer con los pesos y tampoco con los dólares que nos depositan los clientes por el blanqueo», manifestó el director de un banco extranjero.

Esa superabundancia de billetes en los bancos más grandes del sistema provocó que varios banqueros pertenecientes a distintas cámaras les solicitaran en los últimos días a las autoridades del BCRA aplicar un impuesto de hasta el 5% para gravar los depósitos en efectivo, con excepción de las cuentas sueldo. También señalaron que lo que los bancos deben hacer es reducir los impuestos del 1,5% que cobran por tarjeta de débito y del 3,5% por las operaciones con tarjeta de crédito. En el BCRA mencionan que «los bancos deberían reducir los costos de esas transacciones para los individuos».

Es conocida la posición del presidente Federico Sturzenegger, del vicepresidente Lucas Llach y del directorio del BCRA acerca de que los bancos le deben cobrar menores comisiones a sus clientes para realizar ese tipo de operaciones y que el uso del efectivo se debe reducir paulatinamente, pese a que el Gobierno no pudo aprobar la Ley de Tarjetas de Créditos en el Congreso.  «Acá hay una realidad: por un lado hay bancos recaudadores y por otro lado hay bancos pagadores, y en este caso deberán analizar cada uno su función.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *