23 junio, 2024

¿Qué es un Guía de Turistas?

Este término puede tener diversos usos y puede referirse a objetos, seres humanos o elementos simbólicos. En su uso generalizado se conoce como guía tanto al manual que recopila los principios que hay que tener en cuenta para dirigir algo, como el informe con datos referentes a una cierta temática e incluso al individuo que dirige e instruye a otro para hacer una determinada cosa.

Un guía turístico o guía de turismo es aquel individuo que se dedica a orientar a un grupo de personas en un entorno de turismo, mostrándole aquellos lugares más destacados del espacio que están visitando. Es un sujeto que trabaja como acompañante de los turistas y que está capacitado para informar a los viajeros sobre los hechos más relevantes de una ciudad, un museo, un edificio histórico o cualquier otro atractivo. También puede responder preguntas de los turistas y brindar asistencia general a éstos. A su vez, una guía turística puede referirse a una publicación impresa o digital que recopila información sobre dichos atractivos; es una especie de libro o revista con información de interés para el viajero. Puede incluir direcciones y precios de hoteles, recomendaciones de restaurantes, etc.

La comunicación es un proceso de interacción social que se caracteriza por la interrelación a través de un mensaje, un canal, un referente  y una situación ubicados en el mismo contexto.

En general, la comunicación en una guiada se caracteriza por desarrollarse en un entorno altamente variable e impredecible, por lo que el guía de turismo debe estar consciente y alerta respecto de todos aquellos factores ajenos a su control y que pueden afectar la comunicación, como por ejemplo el tiempo, el momento del día, los factores ambientales, etc. Otro elemento que varía con frecuencia es el receptor (turistas), se debe tener en cuenta el segmento de demanda, el mensaje se debe adaptar a las características del grupo como el idioma, la edad, la cultura, el nivel educativo, etc.
Para atraer y mantener la atención del grupo, es tan importante la persona que está hablando (la apariencia del guía) como el propio mensaje que está transmitiendo, el volumen de la voz debe ser acorde a las características del entorno, por ejemplo en los sitios abiertos se debe tratar de hablar un poco más alto ya que el ruido del entorno puede afectar lo que se está tratando de decir, el tono de voz refleja el estado de ánimo del guía turístico, por lo que se debe cuidar la entonación (tratar de no gritar) con el fin de motivar a los receptores a escuchar lo que se les desea informar (mensaje), se deben realizar variaciones del tono, la elevación del tono de la voz en una palabra o el buen manejo del énfasis.

Si no se realizan inflexiones de voz el discurso puede tornarse monótono y aburrido. Es importante tener en cuenta la celeridad (rapidez) con la que se habla, debe variar a lo largo de un discurso: al inicio debe ser baja, luego debe ser más veloz y luego baja nuevamente como al inicio, este ciclo se debe repetir varias veces durante el discurso para hacerlo más ágil y no perder la atención de los turistas.

Comunicación no verbal

La comunicación no verbal hace referencia a un gran número de canales entre ellos podríamos decir que los más importantes son: el contacto visual, los gestos faciales, los movimientos de brazos y manos o postura corporal y la distancia corporal.

Para dar a conocer la información de algún destino turístico como ayuda a la comunicación se pueden utilizar imágenes, signos, símbolos, etc. Se debe tener seguridad durante la explicación, es importante tener en claro las actitudes que debe tener el guía turístico, como por ejemplo, su postura debe ser amigable a la hora de expresarse  para poder retener la atención del público, para esto también debe tener ciertos valores como el respeto, la cortesía, la tolerancia y el agradecimiento, estos son valores básicos que ayudan a mejorar las relaciones interpersonales en todos los aspectos tanto en el ámbito profesional como en la vida cotidiana.

Los gestos de la cara o el cuerpo comunican tanto o más que las palabras. En todo momento el guía debe mantener una adecuada comunicación visual con los turistas. El lenguaje corporal debe ser coherente con el oral y viceversa, las expresiones con las manos, los brazos, las piernas, la mirada como todos los movimientos del guía deben ser acordes al discurso, ambos tienen que avanzar en el mismo sentido para lograr una buena comunicación con los turistas.

El guía de turismo brinda información y da a conocer los sitios que se están presentando o visitando de manera que se informe y se muestre las maravillas que tiene el lugar a de visita y de las cuales los turistas puedan disfrutarlos. Para una buena comunicación ya sea verbal o no verbal, es importante tener en cuenta aspectos en las actitudes de los guías de turismo, como sus gestos, sus movimientos, su expresión corporal, sus posturas, el tono de la voz, y además de otras cualidades, los valores  tienen que acompañar a la persona puesta en este cargo. Todas estas características trabajan en conjunto para facilitar la comunicación entre el guía y los turistas.