20 junio, 2024

Las empresas tienen en cuenta ahora que Recursos humanos juega un papel estratégico y valioso, orientado a la construcción y formación de líderes íntegros; mientras que en un pasado no muy lejano solo era considerado un área meramente administrativa y operativa.
La cultura organizacional dentro de una empresa es fundamental para poder detectar problemas y encontrar una solución lo antes posible. Con ella se pueden formar grupos de trabajo con aptitudes similares con el fin de ofrecer un rendimiento mucho más productivo.
Además, tenerla bien definida nos permite integrar fácilmente al personal nuevo para que vaya adquiriendo los objetivos que persigue el negocio. O si nos encontramos en fase de contratación, nos ayudará a encontrar el perfil que más se adapta a nuestros requisitos.
Si bien esta cultura resulta intangible, vamos a poder sentir su presencia, cada organización tiene su propia historia, sus comportamientos, su forma de relacionarse, algunas tendrán un ambiente dinámico, otras más tranquilos, quizás amistoso, esa cultura determinara dentro del grupo lo que está bien o está mal.
Este cambio de Paradigma en las funciones de los departamentos de Recursos Humanos han modificado el FOCO, acá 4 de los más importantes:
1. INTEGRACIÓN: componentes:
Componente estratégico: necesidad de que los RRHH estén integrados en el proceso estratégico. Una eficiente utilización de los RRHH daría a la organización una considerable ventaja competitiva.
• Políticas de RRHH: deben ser coherentes entre ellas mismas y con las de otras áreas.
• Directores de línea: deben reconocer la importancia de los RRHH y aceptar la responsabilidad de su gestión.
• Empleados: deben buscar la identidad de intereses dentro del negocio (lo que es bueno para la empresa es bueno para el empleado).
2. COMPROMISO: La gestión de RRHH busca desarrollar entre los empleados un sentimiento de compromiso con la organización:
• El compromiso es el involucramiento, entusiasmo y la conexión emocional que tienen los colaboradores con la compañía.
• Los colaboradores comprometidos son más productivos, generan más utilidades y ofrecen mejor servicio al cliente.
• Los colaboradores comprometidos son más seguros de sí mismos, se sienten plenamente realizados y tienen una mayor probabilidad de resistir la tentación de dejar la organización.
3. FLEXIBILIDAD: Una organización capaz de adaptarse, requiere poseer una estructura orgánica y una flexibilidad funcional garantizada por los procesos de adiestramiento y desarrollo del personal.
4. CALIDAD: Tres dimensiones:
• Calidad del departamento de RRHH y de sus políticas.
• Calidad en los rendimientos de los individuos para alcanzar los estándares establecidos.
• Transmisión de una imagen pública de calidad organizativa en materia de gestión de RRHH. Esta meta se logra a través de un correcto sistema de compensaciones y comunicaciones.
En estos últimos años hemos visto y notado la transformación de los Recursos Humanos, cambios que han formado más y mejores profesionales que aparataron conocimiento, liderazgo y resultados a las empresas. Sin duda el Recurso Humano sigue siendo el más importante dentro de una Empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *