23 junio, 2024

Cada vez es mayor la cantidad de personas que viajan fuera de su país a hacerse tratamientos médicos en busca de atención de mejor calidad, tecnología más avanzada, acceso rápido a las prestaciones y menores costos de los procedimientos. Es una tendencia que va en constante progreso y cada vez mejor posicionada en Argentina.  A la amplia variedad cultural y diversidad de paisajes como para ser un lugar de suma atracción para el arribo del habitante del extranjero, el territorio nacional también cuenta con una destacada oferta medicinal. De acuerdo al último informe de la Cámara Argentina de Turismo Médico (CATM) es un emergente negocio que le aporta a las arcas del país más de 300 millones de dólares, sin contar hotelería, pasajes, transporte, o gastronomía. A la vez, se estima que para el 2020 el incremento en la llegada de pacientes significaría un ingreso cercano a los 500 millones de dólares. La combinación de precios accesibles y calidad de profesionales es un combo seductor que explican los 1.000 pacientes que llegan por mes para tratarse.

Procedimientos preventivos o de alta complejidad, de los 14 mil visitantes en 2016, el 62% se correspondió a casos en materia de medicina curativa, mientras que el 38% a tratamientos estéticos.

Es fundamental el papel de las instituciones hospitalarias, las agencias de viajes ligadas al segmento y de los prestadores de servicios turísticos, aunque quizá la mayor razón esté en la cuestión económica: según Miguel Cané, presidente de la CATM, los tratamientos que se brindan en en el país son alrededor de "cuatro veces más baratos que en Estados Unidos, Canadá y Europa". El directivo sostuvo en declaraciones a Télam que "las personas que llegan por razones médicas pasan más tiempo, y en ese lapso gastan entre cinco y nueve veces más que un turista común para visitar sitios turísticos mientras esperan el alta definitiva o la evolución de la práctica a la que se sometieron". En promedio, se calcula que gastan 15 mil dólares. Si bien la Ciudad de Buenos Aires concentra casi el 80% de los turistas, la estrategia y el plan de acción se expande federalmente a distintas provincias, como Santa Fe, Córdoba y Salta.

 

La idea planteada es el Turismo médico en la Argentina, en la noticia tenemos un tipo de investigación cuantitativa la cual nos da la noción del crecimiento de dicho tipo de turismo. Se vislumbra la incógnita ¿por qué aumenta el Turismo Médico aquí en Argentina? Al basarnos en esta nota periodística encontramos un análisis sobre una muestra de 50 visitantes extranjeros no residentes en Argentina.

Se planteó la hipótesis de que los visitantes que llegan para la realización de prácticas médicas, realizan actividades turísticas por la ciudad mientras esperan su cirugía o transitan su tratamiento. Con los datos analizados en dicha nota periodística podemos observar el crecimiento de visitantes extranjeros para la práctica de estudios médicos de distintas especialidades lo que genera un beneficio turístico, ya que estas personas realizan tours y gastos en hotelería, restauración y ocio en la ciudad. Con 14 mil visitantes en 2016, se estima que esta cifra vaya en aumento y para el 2020 haya ingresos cercanos a 500 millones de dólares. Encontramos un enfoque cuantitativo con un alcance explicativo ya que como menciona la nota, los elevados costos de la medicina en ciertos países, la falta de complejidad o experiencia clínica, y una búsqueda de bienestar y vida sana, derivan en este auge, transformando al turismo médico en una de las industrias de mayor crecimiento en el mundo, especialmente en Latinoamérica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *