12 junio, 2024

Un articulo escrito por Lucia Blanco para bbc.com trata el tema de cómo se aprovechan los datos de personas que contestan cuestionarios. En una parte del mismo la periodista señala que “algunas empresas utilizan la información para el marketing, ya que pueden vender esos datos como sondeos, los cuales son altamente solicitados por compañías.

Un sondeo es “una herramienta de observación ejecutada por aquellos que deseen tener claro cuál es el panorama en una determinada cuestión.” Un sondeo es por definición un proceso destinado a la búsqueda de un resultado estadístico, el cual da la idea de lo que se quiere aplicar en la zona en la que se realizó dicho procedimiento.

Con los datos que reúnen pueden obtener información concreta; uno de los ejemplos que aparece en el artículo es que las empresas pueden averiguar que piensan los hombres entre los 18 y 23 años que viven en Europa y que usan el sistema operativo Apple.

Otro ejemplo que es aportado por mi parte es cuando las compañías le solicitan al cliente contestar una encuesta de satisfacción. Eso puede servir  para saber que si la mayoría se encuentra satisfecha seguir por ese camino o, si no, realizar modificaciones. En mi opinión esto puede resultar muy útil, pero también puede tener sus desventajas.

En primer lugar, como indica el artículo, las encuestas pueden parecer inofensivas, que  fueron creadas especialmente para recopilar opiniones. Pero otras encuestas esconden su función verdadera, recopilar información personal.

Bestuzhw, un analista dice: “No hay que ser paranoicos, pero hay que recordar que una buena encuesta no es un formulario que solicita datos personales, sino más bien opiniones”.

Un claro ejemplo que podemos nombrar es la noticia de la falsa encuesta de Starbucks que robó los datos de usuarios. Los piratas informáticos suelen utilizar empresas como “gancho” para poder llevar a cabo sus estafas. Ya sea con falsos sorteos a través de Facebook como regalando vales de descuento en tiendas, estos piratas en realidad buscan recopilar la mayor cantidad de información personal de todos los usuarios que caigan en su engaño para posteriormente venderla. Se enviaron a los usuarios de todo el mundo enlaces a una supuesta encuesta de Starbucks sobre sus cafeterías con las que a cambio recibirían un cheque para canjear en ellas.

Esta estafa fue llevada a cabo principalmente a través de WhatsApp (con números al azar o de una base de datos comprada en el mercado negro) destinada a usuarios de dispositivos móviles. Dichos enlaces llevaban a una web falsa de Starbucks que contenía la supuesta encuesta. La misma constaba de cuatro preguntas. Luego de finalizada la misma los usuarios no recibían automáticamente el descuento sino que para eso tenía que ser compartida con al menos diez personas más. De esta forma los estafadores podrían llegar a un mayor número de usuarios.

Luego de esto el enlace llevaba a los usuarios a una nueva web maliciosa, donde se presentaba una serie de mensajes que  intentaban asustar con falsos ataques de hackers, y como “solución” se mostraba al usuario un número de teléfono al que debería llamar para solucionar el problema.

El objetivo de esto era engañar al usuario mostrando que su sistema está infectado. Lo que en realidad buscaban recibir era un pago por una falsa desinfección. Es muy importante saber que el usuario tiene la posibilidad de aceptar o rechazar las políticas de privacidad que manejan los sitios web donde tomamos esos quizzes, más conocidos como encuestas.

www.bbc.com/mundo/noticias-38015157

www.conceptodefinicion.de/sondeo/

www.redeszone.net/2015/08/24/una-falsa-encuesta-de–roba-los-datos-de-las-victimas/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *