28 mayo, 2024

             

           La fuerza que ejerce el aire atmosférico sobre la superficie terrestre es lo que define presión atmosférica, cuanto mayor sea la altura de la su superficie terrestre respecto al nivel del mar, menor es la presión del aire. La presión atmosférica se mide al igual que la velocidad, el peso. Se mide en atmósferas milibares o mm hg (milímetros de mercurio).

Para medir la presión de un fluido se utiliza los manómetros el más conocido es el barómetro de mercurio, se trata de un tubo con forma de U con una rama cerrada en la que se ha hecho el vació, de manera que la presión es la parte más elevada de esta rama es nula. De esa forma se puede medir la fuerza que ejerce el aire sobre la columna de líquido y medir la presión atmosférica Para tener en cuenta la presión atmosférica no disminuye de manera proporcional en la altura ya que el aire es un fluido que se puede comprimir mucho. Las primeras capas del aire cercanas al suelo contienen más cantidad de aire al estar presionado por el aire superior, por lo tanto la presión es mayor en superficie y no va disminuyendo de manera proporcional. En meteorología la presión atmosférica es algo muy importante a tener en cuenta en la predicción y el estudio del comportamiento del clima,  nubes, los ciclones, borrascas, vientos. Sin embargo la presión atmosférica no es algo que se puede ver a simple vista.

Aunque parezca el aire pesa. Nosotros no somos conscientes del peso del aire ya que estamos sumergidos en él. El aire ofrece una resistencia cuando caminamos, corremos o vamos en un vehículo, porque al igual que el agua es un medio por el que transitamos. La densidad del agua es mucho mayor que la del aire es por eso que en el agua nos cuesta más movernos.

                            PRESIÓN ATMOSFÉRICA SEGÚN LOS VIENTOS

Los frentes fríos son aquellos en los que la masa de aire reemplaza al caliente son fuertes y pueden causar perturbaciones atmosféricas tales como tormentas de trueno, chubascos, tornados y cortas tempestades de nieve antes del pasado del frente frío, dependiendo de la época del año los frentes fríos pueden venir en una sucesión de 5 a 7 días. Cuando el aire está más frío y desciende  aumenta la presión atmosférica ya que hay cantidad de aire en superficie y por lo tanto ejerce más fuerza. Ello provoca una estabilidad atmosférica o también llamado anticiclón una situación de anticiclón se caracteriza por ser zona de calma sin vientos ya que el aire más frió y pesado va descendiendo lentamente en sentido circular. El aire va girando de manera casi imperceptible en sentido horario en el hemisferio norte y anti horario en el hemisferio sur.

El aire frío y el aire caliente no se mezclan de manera inmediata debido a sus densidades. Cuando estos se encuentran en superficie el aire frío empuja al aire caliente hacia arriba provocando descensos en las presiones e inestabilidad se forma entonces una borrasca denominada frente.

Los frentes cálidos son aquellos en los que una masa de aire caliente va poco a poco reemplazando al aire generalmente con el paso del frente cálido la temperatura y la humedad aumentan, la presión baja.

      COMO AFECTA LA PRESIÓN ATMOSFÉRICA A NUESTRO ORGANISMO

Normalmente existen cambios en la presión atmosférica cuando hay inestabilidad atmosférica o fuertes vientos, también afecta al organismo al ascender en altura. Las montañistas son las personas que más sufren este tipo de síntomas debido a los cambios en la presión conforme suben las montañas. Los síntomas más comunes son cefalea, síntomas gastrointestinales, debilidad o fatiga, inestabilidad o vértigos, trastornos del sueño, entre otros. La medida más eficaz ante la aparición de síntomas del mal de montañas es el descenso a altitudes más bajas, aunque solamente sean unos cientos de metro.