28 mayo, 2024

La comunicación oral es aquella que se establece entre dos o más personas, tiene como medio de transmisión el aire y como código un idioma. Cada vez que nos comunicamos hacemos uso de un lenguaje, para comunicarnos utilizamos la lengua mediante el uso de la voz.

Cada técnica empleada con el fin de intercambiar ideas tiene un campo de aplicación muy variado, entre los que figuran: el personal, social, profesional, político o científico, entre otros. Sea cual sea el momento, el lugar o la circunstancia, comunicarse es un proceso inevitable del ser humano.

La comunicación escrita a diferencia de la oral, no está sometida a los conceptos de espacio y tiempo. La interacción entre el emisor y el receptor no es inmediata e incluso puede llegar a no producirse nunca, aunque aquello escrito perdure eternamente.

Una de las limitaciones a que se enfrentan muchas empresas a nivel nacional, tienen que ver con la forma en que se comunican y manejan la información de seguridad y salud en el trabajo.
No mantener una buena comunicación y un buen manejo y divulgación adecuada de la información, genera quiebres comunicacionales que a su vez ocasionan conflictos y grupos aislados luchando por sus derechos y reivindicaciones en materia de seguridad y salud.

La tarea de reconocer y controlar riesgos en el ambiente de trabajo es de suma importancia a fin de promover y proteger la salud. Por eso, uno de los aspectos fundamentales es encontrar los medios más adecuados para generar conciencia y actitudes de cuidado en los trabajadores. Explicar las consecuencias que puede traer un accidente de trabajo es una tarea compleja. Solamente la acción sistemática de detectar riesgos para su eliminación, junto con la comunicación, capacitación y entrenamiento permanente, pueden resultar una respuesta eficaz para estos problemas. En este marco, se ubican las campañas de comunicación sobre Seguridad. Una vez finalizadas las piezas de comunicación de la campaña (folletos, afiches, etc) se pasa a la etapa de difusión. La misma se realiza a través de distintos medios, entre los cuales se encuentran:

  • Carteleras
  • Intranet corporativa
  • Internet
  • Revista interna de la empresa
  • Gigantografías
  • Videos institucionales

El Taller de Comunicación es otra opción y consiste en un encuentro presencial donde participan los actores susceptibles de tener un incidente, así como sus supervisores. Es muy importante el trabajo en equipo que se desarrolla en estos talleres, donde se produce la discusión partiendo del accidente y arribando a su prevención. En estos encuentros se analizan casos concretos y alternativas de escenarios de casos posibles, en los que se observa qué acciones se podrían realizar para prevenir los accidentes. Ante un accidente concreto, se discute qué se tendría que haber hecho, qué otros accidentes similares podrían ocurrir en esa situación y qué otros posibles riesgos identifican los presentes en esa situación ficticia.

Como se mencionó anteriormente, la principal acción para evitar accidentes e incidentes es la comunicación, y entre ellas la más importante es la capacitación. El empleador está obligado a capacitar a su personal en materia de higiene y seguridad, en prevención de enfermedades profesionales y de accidentes del trabajo, de acuerdo a las características y riesgos propios, generales y específicos de las tareas que desempeña.

La capacitación del personal puede efectuarse por medio de conferencias, cursos, seminarios, clases y complementarse con material educativo gráfico, medios audiovisuales, avisos y carteles que indiquen medidas de higiene y seguridad, como mencionamos anteriormente.

La capacitación en materia de higiene y seguridad y medicina del trabajo debe ir orientada a todos los sectores del establecimiento en sus distintos niveles:

  • Nivel superior (dirección, gerencias y jefaturas).
    •Nivel intermedio (supervisión de líneas y encargados).
  • Nivel operativo (trabajador de producción y administrativo).

Las capacitaciones deben ser planificadas en forma anual a través de programas de capacitación para los distintos niveles. Los planes anuales de capacitación deben ser programados y desarrollados por los Servicios de Medicina, Higiene y Seguridad en el Trabajo en las áreas de su competencia.

Durante las mismas se deben elaborar y ejecutar planes que contengan como mínimo:

  • Uso adecuado de elementos de protección personal.
  • Plan de evacuación ante emergencias.
  • Riesgo de incendio y uso de extintores.
  • Riesgo eléctrico.
  • Autocontrol preventivo. Riesgos y medidas de control que contemple:
  • Identificación de peligros y valoración del riesgo
  • Prevención de enfermedades profesionales y accidentes de trabajo general y específico.
  • Procedimientos seguro de trabajo.
  • Manejo seguro y responsable
  • Prevención de accidentes in tínere
  • Conceptos de ergonomía
  • Otros que considere el responsable del Servicio.

Previamente a realizar la concientización masiva sobre los riesgos que pudiesen ocurrir, la organización por su parte debería evaluar:

  • La incidencia de los factores psicológicos en el comportamiento laboral y

como causa de accidentes.

  • Análisis de los mecanismos de selección y capacitación de personal más adecuados

conforme a las necesidades de la organización.

  • Dominio de las problemáticas que afectan la realidad laboral.

 

ALUMNA: VANINA ARBOLEYA

INSTITUTO IEA

HIGIENE Y SEGURIDAD 1° AÑO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *