22 mayo, 2024

Los primeros auxilios son la ayuda básica y necesaria que se le otorga a una persona que ha sufrido algún tipo de accidente o enfermedad hasta la llegada de un médico o profesional paramédico que se encargue de la situación, esto con el fin de preservar la vida del paciente.

Los principales casos que requieren asistencia de primeros auxilios son asfixia, fracturas, quemaduras, traumatismos y hemorragias, por mencionar algunos.

¿Qué debes hacer en caso de una emergencia?

 

Pasos básicos a seguir:

 

  1. Mantener la calma: antes que nada debes mantener la calma; de esta forma podrás actuar rápida y efectivamente para ayudar al lesionado. De esto depende la magnitud del daño, el pronóstico de supervivencia y las secuelas.
  2. Seguridad personal:para proporcionar una buena ayuda es fundamental estar libre de riesgos. Por ello, es importante que evalúes la escena donde ocurrió el accidente. De esta forma garantizas tu propia seguridad física y la de los demás.
  3. Evalúa al lesionado:debes verificar el estado general del paciente, estado de conciencia, condición respiratoria y circulatoria. Posteriormente, toma al paciente por los hombros, agita levemente y pregunta si se encuentra bien. Con esta primera evaluación identificas si las lesiones ponen en riesgo la vidadel paciente.

 

  1. Signos vitales:estas son las señales que indican la presencia de vida. Cuenta los latidos, las pulsaciones y las respiraciones en 30 o 20 segundos y multiplica por tres, de esta forma obtienes el total de respuestas por minuto.
  2. En caso de asfixia:se puede presentar por ingesta de comida o algún objeto extraño, así como por bronco aspiración o alergias.

Existen tres tipos de maniobras de desobstrucción:

  • Palmadas en espalda
  • Golpes – compresiones torácicas
  • Compresiones abdominales

Técnica de la Maniobra de Heimlich

  1. Agarrar al accidentado por detrás y por debajo de los brazos, inclinándolo adelante
  2. Colocar el puño cerrado en una distancia de 4 dedos por encima de su ombligo (o en la parte media entre su ombligo y el extremo inferior del esternón), en la línea media del abdomen. Colocar la otra mano sobre el puño
  3. Efectuar 5 compresiones abdominales centradas, hacia adentro y hacia arriba. De este modo se produce la tos artificial
  4. Respiración de salvamento: se aplica en caso de ausencia de respiración con vía aérea desobstruida. Tiene como finalidad restablecer el patrón respiratorio normal. Se debe realizar insuflación cada 5 segundos, 12 veces por un minuto. Se debe encontrar un ritmo, por ejemplo, contar 1, 2, 3, 1 (en este número de debe aplicar la insuflación), 1, 2, 3, 2 insuflo, etc.

 

  1. Reanimación cardio pulmonar (RCP): en caso de paro cardiorespiratorio se debe aplicar RCP, que consiste en una combinación de respiraciones y compresiones torácicas que dan un masaje cardiaco externo. Debes colocarte perpendicularmente al paciente. Coloca las manos cerca del reborde costal, abrázalas y presiona fuertemente con los brazos rectos. Debes hacer 30 compresiones por 2 ventilaciones hasta que aparezcan signos de respiración.

En muchas ocasiones, un accidente puede provocar un parada del sistema respiratorio y este no es capaz de hacer llegar el aire a los pulmones porque de lugar el intercambio de gases entre el oxígeno y el dióxido de carbono. Al alveolo pulmonar no le llega el oxígeno a través de la sangre y, por lo tanto, las células se quedan sin oxígeno para sus procesos.

Dependiendo de la situación y la persona, si pasan entre 3 la 5 minutos, esta falta de oxigenación acabará provocando un paro cardiaco y consecuentemente la muerte.

El cerebro humano es capaz de no presentar lesiones en ausencia de oxígeno un tiempo aproximado de 5-6 minutos. A partir de aquí, empieza la degeneración neuronal que dura unos 4-5 minutos más.

Esta es una situación de muerte clínica y puede ser reversible si se consigue oxigenar el cerebro en estos minutos iniciales. Pasado este tiempo, las células del cerebro mueren y esto ya es irreversible. Se produce la muerte biológica o muerto real de la víctima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *