25 mayo, 2024

Todo organizador de eventos debe saber que cuando hablamos de mega eventos, estamos hablando de una cantidad de gente importante. Para ello, debe saber ciertas pautas para que esto no se convierta en una tragedia. Principalmente las habilitaciones. Para esta clase de eventos se necesita habilitación clase ‘C’, con sus respecticos matafuegos en condiciones, extintores de humo, etc. Está de más decir que para esta clase de eventos es obligatorio tener una ambulancia en la puerta de entrada. Además de estar registrados oficialmente y presentar planes previos del despliegue. Teniendo también un permiso especial para esta clase de evento.

Las puertas de seguridad tienen que estar habilitadas y sin obstáculos. Todo evento masivo que se realice dentro de un local, debe tener por obligación, salida hacia una avenida. También es obligación los carteles de señalización indicando salida de emergencia, escaleras y demás.

La locación de esta clase de eventos es sumamente importante. Generalmente se hacen al aire libre. En parques, hipódromos, estadios, etc. No hace falta aclarar que tienen que ser lugares demasiados grandes. Según los metros del lugar es la cantidad de gente que puede entrar. Aproximadamente cada persona ocupa 1m2, donde puede moverse tranquilamente.

Conocemos varios casos donde recitales se terminan convirtiendo en tragedias. Una muy conocida fue la que sucedió en el barrio de once. Donde un integrante del evento prendió una bengala causando un incendio en el interior del local. El fallo de este evento, mas allá de que las personas ingresaron con bengalas, las cuales deberían haber sido retiradas por personal de la entrada. Fue que no había ambulancias en la puerta, y las salidas de emergencias estaban cerradas. Más allá de las habilitaciones que tenían y demás.

Otro caso también conocido fue el del show de Olavarría, donde el predio estaba habilitado para 155.000 personas, lo cual ingresaron entre 300.000 y 500.000 personas en total. Donde se produjo una avalancha provocando el aplastamiento de las personas que estaban delante. Está de más decir que el error de este evento fue la falta de conciencia del organizador y personal que deja ingresar la gente. Ya que varias personas ingresaron al lugar sin entrada.

¿Qué tienen en común estos dos casos? La irresponsabilidad en el espacio del evento. Con el fin de hacer entrar la mayor cantidad de gente posible por el simple hecho de abaratar costos. ¿Quién tiene cargo de conciencia en estas tragedias?  Sin duda la mayor parte la tiene el organizador. Por aceptar y permitir que entre tanta gente de más al evento, En caso del primer ejemplo, la responsabilidad también es tanto del que dijo la idea, como de quien prendió la bengala y del personal de seguridad por dejarlo pasar con ella.

­

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *