20 junio, 2024

Tener una buena postura puede ser fundamental para prevenir lesiones en la columna, entre otros riesgos asociados.

Algunos eligen tirar un poco la silla hacia atrás, otros manejan con las piernas estiradas, y otros con el pecho demasiado cerca del volante. Aunque dichas posturas pueden ser validas, muchas representan un peligro para el conductor, pudiendo correr mas riesgos de sufrir lesiones en la columna, hombros y extremidades superiores e inferiores en caso de accidente de transito, golpe o frenado brusco.

Una adecuada posición sentada del conductor, determinada por la correcta colocación de reposacabezas, respaldo y asiento, unido a un uso optimo del cinturón de seguridad y airbag, ayuda a conseguir una conducción mas segura reduciendo la incidencia de las lesiones producidas tras la colisión.

Seguridad y Ergonomía

La conducción de un coche, requiere compromiso por parte de quien lleva el volante. Esta persona es responsable del manejo de una maquina, y si viaja acompañado, también lo es de los pasajeros del vehículo.

Aunque las personas que acompañan también debe colaborar en la seguridad y comodidad, que en definitiva redundara en beneficios de todos, para ello deberán mantener la buena visibilidad no entorpeciendo la misma con objetos o movimientos durante el viaje. Mantener en todo momento un ambiente de tranquilidad y relajación ayudara en la tranquilidad del conductor y en la concentración en el manejo.

La postura que elijen a la hora de manejar el auto, puede ser fundamental para prevenir lesiones u otro tipo de riesgo para su columna vertebral, hoy en día se sabe que las afecciones de columna son la tercer causa de ausentismo laboral. La postura ideal es aquella que, sin dejar de ser comoda también proporciona un optimo manejo del vehículo.

La tensión que uno siente al conducir es, por lo general causante de algunas molestias, sobre todo en la zona del cuello. Sin embargo, si procuramos seguir los siguientes consejos para cuidar la postura al conducir, podemos prevenir lesiones y dolores como consecuencia de la posición al volante. Es importante conducir de manera libre sin compresiones, como las que generan la ropa demasiado ajustada o los cinturones.

posiciones mas adecuadas para conducir

  • Los brazos: No deben quedar completamente estirados a la hora de tomar el volante. Procurar que estos permanezcan flexionados todo el tiempo con un angulo máximo de 45° para evitar lesiones en los hombros o el cuello. Los brazos deben ir cómodamente al volante, mi muy estirados ni muy contraídos, debemos permitir que los hombros siempre reposen sobre el respaldo.
  • Las piernas: No deben quedar totalmente rectas, por que podrían sufrir lesiones de consideración en pelvis y en la cadera. La distancia entre el asiento y el volante debe ser observada, de modo que nuestros pies puedan llegar fácilmente a los frenos y pedales.
  • Cabeza: La cabeza no debe estar inclinada hacia adelante, es conveniente apoyarla en el asiento mientras se maneja para evitar daños en cervicales y cuello. El reposacabezas debe situar su punto medio a la altura de las orejas, de manera que el punto central de la cabeza apoye sobre este. Ademas, nunca debe quedar la parte superior del mismo por debajo de la parte mas alta de la cabeza, pues esta puede irse hacia atrás, aunque si puede quedar mas alto que la misma.
  • La espalda: Debe quedar completamente recta sobre el respaldar del asiento, así el conductor se cansara menos y evitara dolores de columna y cadera por causa de una conducción prolongada. Se puede utilizar un «soporte lumbar» para mantener la curvatura de la zona lumbar y prevenir futuros problemas.
  • El cinturón: Mal ubicado puede provocar rozaduras y lastimar. Por eso colocar la correa superior del mismo entre el pecho y la clavícula, no debe pasar por el cuello ni tampoco muy por debajo de este.
  • La cola: Debe quedar apoyada por completo sobre el respaldo del asiento, al igual que la espalda, para evitar tensión sobre la zona del musculo y provocar dolor y contracturas.

Sin duda, estar relajados mientras se conduce un vehículo no es fácil, pero si se procura adoptar una buena postura, el riesgo de sufrir malestar o daños a causa de una mala posición se reduce notablemente.

El conductor es el que mas problemas de espalda sufre, no por mantener solamente una mala postura, que también influye, sino por tener la misma postura durante tiempo prolongado, con las piernas, el cuello y los brazos en tensión, lo que provoca una sobrecarga de la espalda y la aparición de dolor en la zona lumbar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *