17 julio, 2024

Has considerado a Nueva Zelanda  para un próximo viaje?

 A la hora de planificar el próximo viaje generalmente surgen  las amplias posibilidades que ofrecen Norteamérica, el Caribe o bien Europa.  Podemos también incluir en este grupo a Nueva Zelanda  y veremos a continuación qué nos puede ofrecer este destino.

Nueva Zelanda o Nueva Zelandia (en inglés: New Zealand, en maorí: Aotearoa, «tierra de la gran nube blanca») es un país de Oceanía, localizado en el suroeste del océano Pacífico y formado por dos grandes islas: la Isla Norte y la Isla Sur, junto a otras muchísimas islas menores. Su capital de Nueva Zelanda es la ciudad de Wellington, situada en la isla Norte y su ciudad principal es Auckland.

Nueva Zelanda, notable por su aislamiento geográfico, está situada a cerca de 2000 kilómetros al sureste de Australia en el mar de Tasmania, y sus vecinos más cercanos al norte son Nueva Caledonia, Fiyi y Tonga. Debido a este largo aislamiento, en el país se desarrolló una fauna endémica dominada por las aves, muchas de las cuales se extinguieron después de la llegada de los humanos y los mamíferos que introdujeron sin ningún control.5 La mayor parte de la población neozelandesa es de ascendencia europea; los indígenas maoríes son la minoría más numerosa. Los asiáticos y los polinesios también son minorías significativas, especialmente en las zonas urbanas. Aunque tiene tres idiomas oficiales el más hablado, con diferencia, es el inglés.

 

Nueva Zelanda es un país desarrollado que se posiciona en lugares altos dentro de escalafones internacionales sobre muchos temas, incluyendo la ausencia de corrupción, el nivel de educación y la libertad económica, y también destaca en su índice de desarrollo humano, que lo posiciona en el decimo tercer lugar en el mundo en 2016, y sus índices de democracia, los cuales lo sitúan en la gran mayoría de las publicaciones y estudios importantes como el país más libre y con el mayor respeto a los derechos civiles en el mundo.

Bandera Escudo

 

 

 

ATRACTIVOS TURISTICOS

 

Espectaculares glaciares, pintorescos fiordos, montañas escabrosas, vastas llanuras, colinas extensas, bosques subtropicales, una meseta volcánica y kilómetros de costas con maravillosas playas de arena, todo esto lo encontrarás acá. No es de extrañar que Nueva Zelanda se esté haciendo tan famosa como destino de filmación de películas.

Situada en el sudoeste del Pacífico, Nueva Zelanda consta de dos islas principales: la Isla Norte y la Isla Sur. La isla Stewart y muchas islas más pequeñas se encuentran en el litoral.

La Isla Norte de Nueva Zelanda tiene una «espina dorsal» formada por cadenas montañosas en el centro, con ondulantes tierras cultivables a ambos lados. El centro de la Isla Norte está dominado por la meseta volcánica, un área volcánica y térmica activa. Los enormes Alpes del Sur conforman la columna vertebral de la Isla Sur. Hacia el este de los Alpes del Sur, se encuentran las ondulantes tierras cultivables de Otago y Southland, además de las extensas y planas llanuras de Canterbury.

 

Áreas geotérmicas y aguas termales

Esta actividad subterránea brinda a Nueva Zelanda algunas espectaculares áreas geotérmicas y relajantes aguas termales, además de proporcionar electricidad y calefacción en algunas áreas. Rotorua es el principal centro de atracciones geotérmicas, con cantidades de piscinas de lodo, géiseres y aguas termales en sus áreas térmicas activas, y, por supuesto, también su marca registrada, el aroma de la «ciudad del azufre». Primero colonizada por los maoríes que usaban las aguas termales para cocinar y bañarse, Rotorua rápidamente atrajo a los residentes europeos. Los renombrados beneficios para la salud de sus piscinas termales rápidamente le valieron a la zona el nombre de «Cureland» (tierra que sana).

Aparte de Rotorua, podés disfrutar de aguas termales y otras actividades geotérmicas en casi todas las regiones de la Isla Norte más al norte de Turangi, así como también en Hanmer Springs y la región de West Coast en la Isla Sur.

Amables playas de arena, hasta salvajes y escabrosas costas

Nueva Zelanda tiene más de 15.000 kilómetros de hermosa y variada costa. En el extremo norte y en gran parte de la costa este de la Isla Norte, encontrarás largas playas de arena perfectas para nadar, practicar surf y tomar sol. La costa oeste de la Isla Norte tiene playas de arena oscura, con altos contenidos de hierro. El norte de la Isla Sur tiene algunas hermosas playas de arena, mientras que las costas del resto de la Isla Sur tienden a ser más salvajes y escabrosas.

Desde cadenas montañosas hasta fértiles tierras de cultivo

Alrededor de un quinto de la Isla Norte y dos tercios de la Isla Sur corresponden a montañas. Estas montañas, que se extienden desde el extremo norte de la Isla Norte hasta la parte inferior de la isla Sur, son producto de la colisión de las placas Australiana y Pacífica.

 

Por millones de años, depósitos aluviales (erosionados de las montañas por los ríos) formaron las vastas llanuras de Canterbury en la Isla Sur y varias planicies más pequeñas en la Isla Norte. Estas llanuras aluviales contienen parte de la más fértil y productiva tierra cultivable de Nueva Zelanda.

Glaciares de hielo pulverizado

Los Alpes del Sur de Nueva Zelanda tienen varios glaciares, siendo el más grande el glaciar Tasman, que podés apreciar realizando una corta caminata desde el pueblo de Mount Cook. Los glaciares más famosos de Nueva Zelanda son el Franz Josef y el Fox en West Coast, Isla Sur. Los montañistas y excursionistas pueden acceder fácilmente a estos espectaculares glaciares cavados por hielo en movimiento durante miles de años. Podés subir caminando por el glaciar o podés hacer una excursión en helicóptero; te llevan a la cima en helicóptero y descendés caminando.

Montañas sumergidas

Durante miles de años, el proceso de subducción ha visto cómo partes del paisaje de Nueva Zelanda se ha sumergido. Los estrechos de Marlborough Sounds y Fiordland son ejemplos de altas cadenas montañosas que se han «sumergido» en el mar, creando espectaculares estrechos y fiordos. Estas áreas ofrecen algunos de los paisajes más pintorescos de Nueva Zelanda, con abruptas colinas cubiertas de exuberante vegetación que descienden hasta las profundas bahías calmas. Las claras y calmas aguas profundas, rodeadas de hermosos arbustos hacen que estas áreas sean ideales para navegar en bote y kayak.

SITUACION  SOCIO-ECONOMICA

Mientras que Nueva Zelanda tiene aproximadamente el 0,1% de la población mundial, su economía produce alrededor del 0,3% de la producción total de bienes en el planeta (cifras del gobierno de Nueva Zelanda).

En comparación con el resto del mundo, puede decirse que Nueva Zelanda posee una economía rica y desarrollada sustentada en los siguientes indicadores (cifras de 2015):

  • El PIB per cápita (producto interno bruto dividido entre la población) se calculó en 35.300 dólares.
  • La inflación se estableció en 1,2%.
  • El desempleo se ubicó en 5,7%.
  • El dólar neozelandés se encuentra entre las 25 principales monedas soberanas nominales, de acuerdo con Standard and Poor’s.

Además, de acuerdo con el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda, se espera que la economía del país crezca de 2 a 3% por año.

La economía neozelandesa funciona en los principios del libre mercado, en los cuales el Estado proporciona un contexto, incluyendo un marco de derecho mercantil, para que las operaciones tengan lugar.

Sin embargo, el Estado se reserva algunos sectores, como la educación y la salud, donde es el más importante financista y proveedor.

Aunque el sistema de libre mercado siempre ha sido dominante en la economía del país, históricamente ha variado el equilibrio entre la participación del gobierno y las transacciones libres de la oferta y la demanda. La entrada de Nueva Zelanda al mercado de la postguerra fue relativamente tardía y puede identificarse el decenio de 1980 como el de las grandes reformas económicas del país.

En la actualidad, la economía neozelandesa exhibe algunas características distintivas:

  • El servicio (sector terciario) domina la producción y el empleo, con la participación de la manufactura (sector secundario). Las industrias de recursos básicos (sector primario) ocupan el tercer lugar en la escala de productividad, aunque tradicionalmente Nueva Zelanda ha sido reconocida por su desarrollo agrícola.
  • La mayoría de las industrias son tecnológicamente sofisticadas, confiando la producción, según el estándar mundial, en la mano de obra calificada.
  • El país constituye el más distante de los bastiones económicos del mundo. Nueva Zelanda es la más remota y geográficamente aislada de las naciones desarrolladas, pero ha minimizado este handicap productivo mejorando continuamente sus industrias del transporte y de las comunicaciones.
  • Las exportaciones siguen siendo la base de la ventaja competitiva de Nueva Zelanda en ciertos recursos que permiten comerciar ciertos bienes y servicios que no se producen de manera eficiente en el país. Tal es el caso del comercio de carne de oveja que permite importar vehículos.

Nueva Zelanda posee un entorno de baja inflación y una política monetaria administrada por un banco central independiente, encargado de mantener la estabilidad de precios.

El tipo de cambio flexible constituye una política económica de larga data. No hay controles de cambio o restricciones para traer o repatriar fondos.

El desempleo ha mostrado una tendencia a la baja en los últimos años. La tasa de desempleo en 2012 fue de 6,9%, en 2013 se ubicó en 6,4% y en 2014 y 2015 de 5,7%.

El Índice de Libertad Económica mide la capacidad de los individuos de tener bienestar económico como consecuencia del trabajo y del acceso a mayores opciones de producir, comerciar o consumir bienes y servicios.

Para realizar el cálculo se analizan una serie de variables (como el estado de derecho, la eficiencia de las políticas públicas, la capacidad de inversión, el derecho a la propiedad, los niveles de corrupción, el gasto gubernamental, el libre comercio, las políticas laborales, etc.), que al final se traducen en las posibilidades que tienen los ciudadanos de un país de prosperar.

Nueva Zelanda ocupa el privilegiado tercer lugar, sólo superado por Hong Kong y Singapur.

Principales industrias

Las excelentes condiciones del suelo, junto con los métodos de cultivo sofisticados y la tecnología agrícola avanzada proporcionan el ambiente ideal para las actividades pastorales, forestales y hortícolas, por las que tradicionalmente la economía de Nueva Zelanda ha sido reconocida en el contexto internacional.

Los productos pastorales y agrícolas (carne de ganado vacuno, ovejas, cabras, ciervos, cerdos y aves; frutas y hortalizas; la apicultura y la vinicultura, principalmente) representan aproximadamente la mitad de todas las exportaciones de bienes. Nueva Zelanda es uno de los cinco principales exportadores de productos lácteos (leche, mantequilla y queso) en el mundo.

Gracias a su zona económica exclusiva (plataforma marítima), Nueva Zelanda posee una importante industria pesquera. Se calcula que representa el 4% del total de las exportaciones.

La energía aporta, aproximadamente, el 3% del producto interno bruto (PIB) y Nueva Zelanda es autosuficiente en todas las formas de energía, excepto en el petróleo. Alrededor del 70% de la energía primaria de Nueva Zelanda se producen en el país.

Hay dos metales económicamente significativos extraídos en Nueva Zelanda: el oro y el hierro. Además, los principales minerales no metálicos incluyen arcilla, caliza, sal y nefrita.

Como complemento del sector agrícola altamente eficiente, los sectores de servicio y de manufactura han experimentado un importante crecimiento, vinculándose con procesos de alta tecnología, y convirtiéndose en ejes de la economía neozelandesa.

En la manufactura, las industrias de alimentos, bebidas y tabaco son los subsectores más significativos. También destacan la producción de muebles, de productos químicos, de partes industriales y el sector de la construcción.

En el área de servicios, Nueva Zelanda ha experimentado un enorme crecimiento.

El transporte, incluyendo el naval, ha jugado un papel fundamental en el desarrollo del país. En el primer decenio del 2000, una cuarta parte del valor de las exportaciones en el extranjero por vía marítima fue enviado a través del puerto de Tauranga, y un quinto a través de los puertos de Auckland. Además, los puertos de Wellington y Picton proporcionan las principales conexiones marítimas entre las islas del Norte y del Sur.

El aeropuerto de Auckland es el segundo más grande puerto de salida de las exportaciones. Prácticamente la totalidad de los visitantes extranjeros llegan a Nueva Zelanda por este importante aeropuerto. Debido a la forma larga y estrecha del país, el transporte aéreo es el medio de transporte interno preferido.

El sector de la tecnología de la información y la comunicación (TIC) está prosperando notablemente y Nueva Zelanda exporta “hardware”, “software” y servicios del área.

La industria del turismo es otra importante fuente de productividad. Nueva Zelanda ha captado una importante cuota de esta industria en el eje Asia-Pacífico, promocionándose como una cultura distintiva, con un paisaje exuberante propicio para la aventura y las recreaciones sofisticadas.

La filmación de la taquillera película El Señor de los Anillos, del realizador neozelandés Peter Jackson, en distintos escenarios del país ofreció una oportunidad de oro para la promoción del paisaje local. El resultado ha sido que el sector turismo se duplicó, convirtiéndose en una de las industrias que más divisas ha generado al país en los últimos 10 años.

Calidad de vida en Nueva Zelanda

Nueva Zelanda se enorgullece de declararse territorio libre de pobreza extrema y del fuerte compromiso de sus instituciones públicas con el bienestar social de la población.

La calidad de vida en Nueva Zelanda es óptima. Los habitantes de este país son, generalmente, gente bien educada, saludable y que disfrutan de una vida confortable.

Además, el estilo de vida neozelandés, distintivo y relajado, goza de ventajas muy específicas: un clima moderado, entorno medioambiental saludable, servicios públicos de primera, acceso equitativo a la salud y a la educación públicas, excelentes niveles de seguridad personal, un sistema político democrático y una economía estable.

El Índice de Desarrollo Humano (Human Development Index) de la Organización de las Naciones Unidas, que combina el análisis de los criterios de longevidad y educación de la población con la producción material de una nación, coloca a Nueva Zelanda como el noveno mejor país del mundo para vivir.

El estudio se fundamenta en una encuesta anual que evalúa los indicadores de bienestar social y económico de unos 187 países. Nueva Zelanda destaca en el selecto grupo de los diez países industrializados con mejor nivel de vida y bienestar socioeconómico.

En cuanto al Índice para una Vida Mejor (Better Life Index), el otro gran estudio global de bienestar de los pueblos, elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Nueva Zelanda ocupa el honroso séptimo lugar entre 36 países, incluyendo la mayoría de las economías desarrolladas del mundo.

Las once variables sobre bienestar que mide el Índice para una Vida Mejor son: empleo, ingresos y vivienda, que miden condiciones materiales de vida, y comunidad, educación, equilibrio laboral-personal, medio ambiente, participación ciudadana, salud, satisfacción ante la vida y seguridad, que miden calidad de vida.

El sistema de salud público neozelandés se denomina Healthcare y es gratis en su mayor parte, contando además con amplios subsidios gubernamentales para reducir los costos de los servicios no gratuitos.

VUELOS DIRECTOS DESDE  BUENOS AIRES A AUCKLAND:

El 12 de diciembre de 2014, Air New Zealand anunció una nueva ruta desde Auckland a Buenos Aires (Argentina) la cual comenzó el 2 de diciembre 2015, operando tres servicios de ida y vuelta por semana utilizando el Boeing 777-200ER. Esta es la primera ruta a América del Sur de la aerolínea en sus 75 años de historia. COSTO APROXIMADO EN DOLARES  1500 (IDA Y VUELTA)

CONCLUSION:

Podríamos decir que Nueva Zelanda es un destino que si bien no aparece en las primeras opciones del viajante, resulta , luego de ver este trabajo , que deberíamos tenerla en cuanta por diversas razones, estabilidad socio económica, variada oferta turística y por qué no? la cuota justa de exotismo.

 

 

 

 

fotos NZ

 

0 comentarios en «Nueva Zelanda, una opción para tener en cuenta. Prof Gávito/ Avellaneda»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *