19 junio, 2024

Introducción

Esta nota trata de una “necrología”, género periodístico.

El objeto de estos textos periodísticos de contenido fundamentalmente biográfico que se publican con ocasión de la muerte de alguien.

En los periódicos y otros medios de comunicación la muerte tiene una presencia constante y avasalladora, catástrofes naturales, crímenes, terrorismo, guerras, accidentes, epidemias, etc. El lector o el espectador se ha acostumbrado a ese menú de cadáveres, procedentes del entorno más cercano o de cualquier remoto lugar del mundo que forma parte del diario acontecer, de la actualidad, de aquello que los medios consideran que debemos conocer por llamativo extraordinario o trascendente. Son muertes que provocan distintos sentimientos en los espectadores, dolor, indignación o indiferencia, dependiendo de la cercanía con que se siente; el llamado kilómetro sentimental que determinará la importancia, el espacio que el medio dará a una noticia.

Raramente estos sucesos dan lugar a textos de carácter biográfico sobre los muertos si estos no son personajes famosos, notorios o conocidos. Cuando una muerte no es noticia, por ser un hecho previsible y esperado, pero es la de alguien notorio, famoso o relevante para la sociedad, y así lo consideran los medios, se dará cuenta de ello y se publicarán uno o varios textos dedicados a contar la vida y hechos de esa persona. Son estos las necrologías, obituarios o necrológicas, que en algunos periódicos cuentan con sección fija en la que diariamente se relata la vida de alguien que acaba de fallecer y en otros no, pero que aparecen, incluso con profusión, cuando fallece alguien que lo justifica. Estos textos periodísticos constituyen un género que merece atención, tanto por la frecuencia con que aparecen en los periódicos y otros medios, como por el interés que despiertan en los lectores.

“Murió el cantante George Michael”

El cantante británico falleció «de una manera pacífica en su hogar durante la Navidad del 2006», según informó su manager.

Se va un año nefasto para la música: tras las muertes de Leonard Cohen, Prince y David Bowie, ayer, a los 53 años, George Michael se sumó a la trágica lista. “Con gran tristeza podemos confirmar que nuestro amado hijo, hermano y amigo George murió en paz en su casa durante la Navidad del 2016”, anunció su jefe de prensa, que no dio precisiones sobre las causas de la muerte, que se produjo en la casa del cantante en Goring, en el condado de Oxfordshire, Inglaterra.

Hijo de un griego con una inglesa, Georgios Kyriakos Panayiotou había nacido en East Finchley, en el norte de Londres. De chico, era un gordito tímido que quería fama. A los doce años, en la escuela secundaria, encontró un camino para conseguirla: Andrew Ridgeley. Seguro de sí mismo, él era el complemento ideal para las dudas existenciales que minaban el notable talento compositivo de Georgios. Después de un breve paso por la banda de ska The Executive, ambos formaron un dúo que trascendió en Inglaterra con la canción Wham Rap. De ese hit tomarían el nombre para su grupo, Wham!

Su primer disco en solitario, Faith (1987), vendió veinte millones de copias y ganó un Grammy. George Michael era el nuevo ícono pop mundial: hizo una gira mundial de 137 conciertos en 16 meses. Vendía una imagen sexy y heterosexual, pero en su siguiente disco, el más contemplativo Listen Without Prejudice, Vol. 1 (1990), descubrió que odiaba la fama mundial que se había forjado y decidió no hacer gira ni videoclips. Entonces empezaron sus problemas: esa decisión terminó en un juicio con Sony que le costaría siete millones de dólares.

Entonces, el cantante entró en una depresión. En 1996 sacó su tercer disco solista, Older, que no tuvo el éxito de los anteriores. Estaba recuperándose de la depresión cuando murió su madre.

Recién en 2004 llegó Patience, que fue celebrado por la crítica, un éxito comercial (vendió más de siete millones de copias) y considerado como su gran regreso.

En 2006, George Michael anunció su primera gira en 15 años. La gira «25 Live» fue una enorme empresa mundial por parte de Michael que se extendió por tres giras individuales a lo largo de tres años (2006, 2007 y 2008).

El mundo artístico se mostró conmovido y expresó su dolor en las redes sociales.

«Adele brindó homenaje a George Michael»

El 25 de diciembre pasado murió el cantante británico George Michael y su compatriota Adele fue la encargada de rendirle homenaje en la entrega de los premios Grammy 2017. Pero nada salió como fue planeado.

En un show con gran despliegue sobre el escenario del Staples Center de Los ÁngelesAdele cometió un error mientras interpretaba un tema en honor a George Michael y debió frenar y cantarlo nuevamente.

«Lo siento pero debo volver a empezar. Me equivoqué”, se disculpó, en medio de la canción, visiblemente conmocionada.

Como dice la famosa frase, «el show debe continuar», y la talentosa artista llevó a cabo el homenaje. Una vez finalizado el tema se quebró, a pesar de recibir la ovación de todos los presentes. Adele realizó un gran show en la apertura de la ceremonia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *