16 junio, 2024

La trata de personas (con fines de explotación) ya sea dentro del territorio nacional, como desde hacia otros países la explotación se produce cuando se redujere o mantuviere a una persona en condiciones de esclavitud,  obliga a la persona a realizar trabajos forzados como la “explotación sexual, pornografía infantil “uno de los delitos más comunes que refleja la realidad de nuestro país es la prostitución. La trata constituye una de las formas más extremas de la violencia contra las mujeres y por una grave violación a sus derechos, como el derecho a la vida, a la dignidad humana, a la integridad física, psicológica, sexual a la salud, a la libertad, a la seguridad personal, a la igualdad y a los derechos económicos, sociales y culturales. En la Argentina el “98 por ciento de las victimas de explotación sexual son mujeres y de ellas un 72 por ciento son mayores de edad, correspondiendo al resto  a menores, entre estas la mayor cantidad de casos se registra en adolescentes de entre 15 y 17años”.Claramente las niñas y los niños son más vulnerables que los adultos, en tal sentido, la edad sumada a otros factores de vulnerabilidad facilita el control por parte de los tratantes. La mayoría de las veces la idea del secuestro es por la fuerza, los captores se aprovechan de las condiciones de debilidad  de las víctimas. En gran parte de los casos las mismas han manifestado ser madres con hijos a cargo y tener graves problemas económicos, lo que las impulsa a aceptar alternativas laborales, precarias, imprecisas o que suponen un alejamiento de sus familias y sus redes de contención, aceptan ofertas de trabajos domésticos, de meseras, lugares expuestos al público, la explotación se produce en ciudades de menos de 70 mil habitantes. La provincia de Buenos Aires son las principales zonas de explotación.

Cuando la víctima llega a destino, es cuando se da cuenta del verdadero trabajo para el que fue trasladada y se encuentra con todo este panorama, la victimas tiene la posibilidad de salir del lugar por breves periodos de tiempo pero para los explotadores eso no pone en riesgo un posible escape, realizan diferentes amenazas de represaría con los hijos, los padres o familiares de las victimas donde los captores conocen donde viven. La violencia psicológica tiene como consecuencia del incierto, la degradación, la destrucción moral y de la  autoestima de las víctimas, lo que puede derivar en trastornos de ansiedad, aislamiento, depresión, tendencias suicidas, y adicción a las drogas.

Estas organizaciones son en general de poca dimensión, sin una organización en mucho de los casos participan policías, o fuerzas de seguridad que protegen, favorecen la actividad, uno de los casos más conocido fue el de Marita Verón secuestrada, que hoy en día todos los imputados se encuentran absueltos.

Desde una perspectiva de género, resultan fundamentalmente las relaciones del poder que reproducen las desigualdades de género y que favorecen la dominación y el abuso de un sexo por el otro. Como sociedad debemos generar conciencia reflexiva sobre estas situaciones, eliminar los prejuicios y comenzar a  justificar ciertas prácticas todavía aceptadas o toleradas  que figura una clara violación a los derechos humanos. El derecho es una herramienta fundamental para comenzar a realizar cambios sociales y culturales, la trata de persona es un delito complejo, sus consecuencias también lo son, por lo que se requiere un abordaje integral, desde la prevención, la sanción, la protección y la asistencia, para comenzar a erradicar la trata, desmantelando las redes criminales, creando condiciones de vida dignas para que todas las personas puedan ejercer su derecho a desarrollarse libre y plenamente,  generando redes de contención y Oportunidades para que quienes fueron víctimas logren apropiarse nuevamente de sus derechos y alcancen integrarse en la sociedad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *