18 mayo, 2024

Incendios en hogares y puestos de trabajo

Los incendios son generados por responsabilidad del hombre o por el ambiente, acciones y condiciones que facilita la aparición del incendio.

 

Incendio
Incendios en hogares y puestos de trabajo
Los incendios son generados por responsabilidad del hombre o por el ambiente, acciones y condiciones que facilita la aparición del incendio.
El fuego, empleado por el hombre desde los comienzos de su existencia tiene una enorme utilidad, transformándose en un poder terriblemente destructor.
Tal vez usted haya oído hablar del triángulo del fuego como concepto tradicional o del tetraedro del fuego, como concepto más moderno.
Posiblemente haya intuido este concepto, pues básicamente el fuego se genera cuando un material combustible arde en presencia de aire, produciéndose llama y/o calor intenso.
El concepto del tetraedro del fuego, incluye, la necesaria reacción en cadena que realizan los radicales libres del frente de llama para mantener la combustión.
COMBUSTIBLE: es un material que se oxida, puede ser sólido como el papel, la madera o la tela, o líquido como el aceite y la gasolina.
OXÍGENO: es el elemento que provoca o activa la combustión.
CALOR: es la energía que se necesita para aumentar la temperatura del Combustible
Se suele comparar al fuego con un edificio o piso que tiene tres puntos de apoyo. Si falta uno de ellos, no hay sustento y el edificio cae. EL FUEGO SE EXTINGUE SI DESAPARECE O SE ACOTA ALGUNOS DE LOS LADOS DEL TRIÁNGULO

Principales causas de los incendios en el lugar de trabajo:

– origen eléctrico: cortocircuitos debido a cables gastados o enchufes rotos, recarga en las líneas que se calientan, mal mantenimiento de los equipos eléctricos.

– Fricción: las partes móviles de la maquinaria producen calor por roce o fricción. Cuando no se controla la lubricación o ésta es inadecuada, el calor generado llega a producir incendios.

– Falta de orden y aseo: la acumulación de desperdicios y combustibles puede ocasionar incendios.

– Superficies calientes: calor proveniente de calderas, hornos, escapes, etc., que pueden encender materiales combustibles.

– Llamas abiertas: uso indebido de mecheros, sopletes, etc.

– Líquidos inflamables (bencina, pinturas, etc.): el almacenamiento o manejo inadecuado y el desconocimiento de algunas propiedades importantes son la causa de muchos incendios.

– Cigarrillos y fósforos: son causales de una gran cantidad de incendios, sobre todo cuando los restos se eliminan en cualquier lugar.

Es necesario conocer sus características y las normas que debe aplicarse para evitar incendios. El riesgo de incendio está presente en todos los ámbitos ya sea en nuestro hogar o en el ámbito de trabajo.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *