20 mayo, 2024

El presente artículo trata sobre un ex Director de Recursos Humanos del Ministerio de Gobierno de Río Negro, el cual está acusado por defraudación a la administración pública que generó al Estado rionegrino. Limardo, cumpliendo funciones de Director de Recursos Humanos de la cartera de Gobierno, adulteró tres decretos gubernamentales (N° 416, 417 y 418), nombrando a un  listado de personas en distintos cargos del Servicio Penitenciario Provincial para los cuales no estaban capacitadas para ocupar y por los que cobraron haberes falsos sin contraprestación alguna durante más de nueve meses. A ello refieren “sin perjuicio a ello, el expediente que tramitaba Limardo ha podido burlar los organismos de control, a través de certificaciones falsas del imputado, aprovechando su lugar de privilegio en trámite y su rol de Director de Recursos Humanos del Ministerio de Gobierno y a su vez, Director Interino de Recursos Humanos del Ministerio de Seguridad y Justicia (Dto nro 1319/13).”

La ética tiene como objeto los actos que el ser humano realiza de modo consciente y libre (es decir aquellos actos sobre los que se ejerce de algún modo un control racional y voluntario). No se limita solo a ver cómo se realizan esos actos si no que busca emitir un juicio sobre estos, que permite determinar si un acto ha sido éticamente bueno o éticamente malo. La moral  rige la conducta humana y desde el enfoque empresarial y alineado a la filosofía de principios, valores misión y visión sirve de fundamento para la creación de códigos y normas cuya función es guiar el comportamiento de las  personas en su trabajo diario. La incorporación de esta a la gestión de recursos humanos, tanto a nivel organizativo como personal , implica que los deberes éticos como profesionales de recursos humanos deben ser inherentes al liderazgo transformador, de mantener un equilibrio en el clima organizacional, a la habilidad de escuchar y de saber comunicarse de manera oportuna con el personal, a la capacidad de direccionar las estrategias gerenciales y desarrollar un alto espíritu de compromiso y lealtad con la organización entre sus colaboradores conservando los principios y comportamientos apropiados ante las distintas situaciones .

En este caso no se cumple con los principios éticos de la profesión de administrador de recursos humanos, ya que estos repudian cualquier acto de corrupción y también afirman que las decisiones deben tomarse dentro del marco legal vigente. Se considera que estos actos no son éticos, ya que violan el código de obligaciones de un profesional de esta área.

A continuación podemos comparar algunos actos humanos con el código de ética profesional:

  • Contribuir al crecimiento y desarrollo de la profesión con el fin de jerarquizar en el seno de la sociedad nuestra profesión.

Por el contrario Limardo cometió fraude en perjuicio de la Administración Pública Provincial en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público.

  • No usar el cargo, función o información acerca de asuntos de la asociación para influir en las decisiones, facilitar negocios o beneficiar a terceras partes. limardo2-460x2401

Limardo nombró cargos jerárquicos y falsificó documentos, nombrando a dichas mujeres (Olga Asaroff, Myrian Mamani y Silvana Traipe) en puestos para los que no estaban capacitadas y usándolo para beneficio propio.

La designación de tres supuestas funcionarias y la incorporación de un listado de once personas que habrían ingresado falsamente haciéndolos figurar como estudiantes graduados aptos para su ingreso, siendo designados como empleados públicos del Servicio Penitenciario provincial, incluyendo la falsificación de documentación, que permitió el cobro de fondos públicos. Esto demuestra que no solo falsificó información si no que no cumplió con el artículo 14 (relaciones profesionales con colegas), el cual cita que no se debe designar ni influir para que sean designadas personas carentes de título habilitante en cargos que el puesto lo requiera.

Ética y corrupción constituyen dos polos opuestos de la conducta humana. Ética se refiere a lo correcto o bueno, como ya habíamos dicho y corrupción a lo que daña o destruye lo bueno.

En el caso planteado podemos decir que en el plano individual es inaceptable que el ocupante de un cargo en el área de recursos humanos obtenga ventajas o perciba gratificaciones  no institucionalizadas y en el plano profesional, no podrá sostenerse si permite o comete actos de abuso o maltrato (mobbing) si privilegia a parientes o amigos, y los utilice para su propio beneficio. En fin la ética es eso que permite al hombre a discriminar, es decir, separar entre posibles opciones. Gracias a ellas la aceptación o el rechazo de un acto proceden de una concepción interna de valores, dictados por el interés o peligro que este representa para el individuo y para la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *