Enlaces químicos

    0
    712

    Enlace químico

    Los átomos tienden de  forma natural a unirse entre sí formando estructuras iónicas o moleculares, con excepción de los gases nobles o inertes. Un enlace químico es la unión entre dos o más  átomos (iguales o diferentes). En estos enlaces intervienen los electrones del último nivel energético.

    En realidad, todos los elementos tienden a adquirir la estructura electrónica externa del gas inerte de número atómico más próximo (8 electrones en su último nivel, excepto el helio, que tiene 2), incluso a costa de perder algunos de sus electrones. Esta tendencia condiciona, para los átomos de cada elemento, no solo el tipo de átomos con los que se puede unir, sino también el número de estos que intervendrá en el enlace.

     Enlace iónico

    El enlace iónico tiene lugar entre un metal y un no metal.

    Los átomos que se unen se reparten los electrones de manera desigual: uno los gana y el otro los pierde, formándose partículas con carga eléctrica o iones.

    Los metales tienden a ceder electrones; en cambio. Los no metales tienden a adquirirlos.

    Los iones resultantes tienen cargas eléctricas opuestas, por lo que permanecen unidos por la acción de fuerzas de atracción electrostática.

     Enlace covalente

    En el enlace covalente, los átomos que se unen conservan cada uno sus electrones pero comparten los pares de electrones del enlace.

    Si los átomos son iguales (del mismo elemento), el par de electrones será atraído con la misma fuerza por unos y otro núcleo. Si no son iguales (enlace covalente polar), el par de electrones se hallara más cerca del núcleo que ejerce una fuerza de atracción mayor  (la molécula del agua).

    Cuando el par de electrones es aportado por uno solo de los átomos pero  lo comparten los dos, el enlace se denomina enlace covalente coordinado.

     Enlace metálico

    Los metales, en estado sólido, conducen con facilidad el calor y la corriente eléctrica porque los electrones de sus átomos pueden moverse libremente sin que se rompan los enlaces entre los átomos.

    Esto se debe a que los electrones del último nivel forman algo así como una gran nube o mar de electrones que rodea a todos los núcleos.

    Enlace de hidrogeno

    Los enlaces de hidrógeno, también conocidos como, enlaces por puente de hidrógeno, son un tipo de enlace que se encuentra dentro de las fuerzas intermoleculares, que son un tipo de fuerzas de atracción que existen entre las moléculas de las sustancias de carácter covalente, siendo el enlace de hidrógeno, un tipo particular de interacción electrostática dipolo-dipolo, que se da entre un átomo de hidrógeno, que se encuentra formado por un enlace covalente altamente polarizado, y un átomo de tamaño pequeño, con un carácter fuertemente electronegativo, como pueden ser el F, O y el N.