12 junio, 2024

TURISMO COMO ACTIVIDAD ECONÓMICA

El turismo es actualmente una de las actividades económicas y culturales más importantes con las que puede contar un país o una región. Entendemos por turismo a todas aquellas actividades que tengan que ver con conocer o disfrutar de regiones o espacios en los que uno no vive de manera permanente. Independientemente de las posibles variantes que haya del turismo, la importancia de esta actividad reside en pilares principales.

  1. El primero es aquel que tiene que ver con el movimiento y la reactivación económica que genera en la región específica en la que se realiza. Así, todos los países y regiones del planeta cuentan con el turismo como una actividad económica más que :
  • Genera empleos.
  • Obras de infraestructura.
  • Desarrollo de establecimientos gastronómicos y hoteleros.
  • Crecimiento del transporte aéreo, terrestre o marítimo.

El impacto negativo en la economía

  • El agotamiento de los recursos o la generación de residuos, es decir, aquellos que afectan negativamente al medio ambiente.
  • El incremento de la inflación que produce el turismo y que dificulta el acceso de la población local a determinados servicios del mercado.
  • Con respecto a lo económico, se generan obras en modificación de carreteras, autopistas, calles de principales accesos, solo para que el turista tenga un mejor acceso pero estas obras algunas innecesarias, también se necesitan donde reside la población y no son realizadas, las calles se van deteriorando a medida que pasa el tiempo, y las obras publicas no llegan ya que siempre se centran en lugares principales.

MUNDIAL EN BRASIL: ESTADIOS Y POBREZA

Como mencionamos anteriormente el turismo trae varios aspectos negativos en un país, en el año 2014 se realizo el mundial de futbol mas importante; el cual atrae a millones de turistas de cada país, lo que, esto requiere de una organización previa para poder alojar a todos aquellos extranjeros que lleguen en busca de comodidad y de poder disfrutar del espectáculo que de el futbol, Brasil durante años realizo obras para crear mejores accesos estadios y demás, pero esto trajo un gran problema con los residentes del país porque:

Las obras emprendidas no son sólo para estadios, sino que también incluyen el mejoramiento de sus alrededores, los medios de transporte, aeropuertos, puertos, instalaciones para telecomunicaciones, seguridad, turismo, y diferentes instalaciones temporarias. Todo eso prevé un gasto de 25 mil millones de reales, o su equivalente, un poco más de 11 mil millones dólares. La queja de los ciudadanos no es con la competencia sino con la financiación de la misma, se estima que seis de cada siete dólares invertidos provienen del Estado cuando se había prometido que sería de inversiones privadas. Esto perjudica a que no se cubra inmediatamente las necesidades más importantes que tiene el país, por ejemplo la cantidad de dinero invertida podría tener un mejor destino como en la educación, en el ámbito tecnológico en la cual se podría obtener mejores resultados y con mayor importancia para el país. La delincuencia es un problema que se necesita de mucho control.

Los sectores de menores recursos han sido los principales afectados por los desalojos para las construcciones de obras de los eventos deportivos. En la mayoría de los casos se han cometido graves violaciones a sus derechos, incluida la falta de notificaciones, las demoliciones nocturnas o el pago de indemnizaciones por debajo del valor de las propiedades.

«Las obras son pensadas intencionalmente para construirse exactamente sobre los terrenos ocupados por barrios pobres y favelas. Una vez que los habitantes del lugar son desalojados, éstos no son reubicados en zonas cercanas como está previsto por la ley, sino que son expulsados a barrios alejados, hasta 60 kilómetros de distancia de sus hogares. Se trata de una clara limpieza social”

Por su parte, si los habitantes que son desalojados no aceptan ser reubicados, el Estado les ofrece una pequeña suma de dinero que ronda los 2 mil doscientos dólares, muy por debajo del valor de mercado de su vivienda original, lo que los imposibilita a comprar otra propiedad en las favelas de las inmediaciones.

“Los Brasileños observan indignados la enorme corrupción que hubo detrás; protestan contra la mala planificación de muchas obras y concluyen que no está claro que el Mundial traiga beneficios concretos para ellos. La cuenta es simple. Al final del Mundial, la FIFA habrá recaudado más de cuatro mil millones de dólares y Brasil habrá gastado más de doce mil millones de dólares”, entrevista a Federico Merke director de carreras de Ciencias Políticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *