14 julio, 2024

La Administración de Personal se reconoce como un área interdisciplinaria, y tiene como objeto de estudio y de acción la administración de las personas vinculadas directa o indirectamente a una empresa o conjunto de empresas, a partir de la búsqueda de una coherencia cultural mínima en su dimensión laboral. El propósito fundamental de la Administración de recursos humanos es mejorar las contribuciones productivas del personal a la organización.

 

Importancia

Toda disciplina reviste importancia dentro de su objeto de estudio, e igual la Administración de Personal, la que adquiere su envergadura al evitar o solucionar situaciones como:

– Empleados que se desempeñan por debajo de su capacidad.

– Contratar a la persona equivocada para el puesto.

– Alta rotación de personal.

– Demandas laborales.

– Sanciones por prácticas inseguras de acuerdo a las leyes (seguridad e higiene).

– Prácticas laborales injustas.

– Bajos niveles de eficacia debido a la falta de capacitación.

Por lo anterior, esta disciplina debe de llevar a cabo acciones para proporcionar y mantener una fuerza de trabajo adecuada, es decir, con las características y en la cantidad que la organización necesita para lograr su propósito.

Funciones

 

Entre las funciones enmarcadas a la Administración de personal están:

– Análisis de puestos (determinar la naturaleza del trabajo de cada empleado)

– Planeación de las necesidades de mano de obra y el reclutamiento de los candidatos de los puestos.

– Selección de los candidatos a ocupar los puestos.

– Inducción y capacitación a los nuevos empleados.

– La Administración de sueldos y salarios (la forma de compensar a los empleados).

– Ofrecimiento de incentivos y beneficios.

– Evaluación del desempeño.

– Comunicación interpersonal (entrevistas, asesoría, disciplinar).

– Desarrollo de gerentes.

 

Conclusión:

 

El ser humano constituye el nervio motor de toda organización, por lo que es vital el análisis de su accionar o comportamiento dentro de ella. Con el conocimiento de este elemento del individuo, se puede optimizar la planificacion y la productividad del recurso humano y estudiarlo mediante la disciplina denominada Conducta- organizacional.

El comportamiento del empleado se da en un sistema social complejo; esto es que, primero, todo individuo que se incorpora a una organización formal asume un rol, una forma de conducta que se espera de él, y que es prescrita por la posición; segundo, los conflictos son una parte normal de la vida organizativa. Por último, la tensión está presente en toda conducta organizacional.

Hoy en día, los gerentes también tratan de conocer las bases del comportamiento organizacional como medio para mejorar las relaciones entre las personas y la organización, y que de esta manera el empleado sea más eficaz y eficiente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *