23 junio, 2024

Es increíble el servicio que puede brindar una empresa como Western Union a la sociedad. Peo también es increíble el aumento que puede provocar dichos servicios, me refiero al aumento de las comisiones de la empresa más I.V.A. siendo la primera compañía en posicionarse en la mente del consumidor, generando transacciones fuera de América del Norte, deja mucho que desear.

Generó confianza y credibilidad en sus clientes reales y muy buenas referencias para con sus clientes potenciales. Realizando operaciones correctas y efectivas, simples, cómodas y sobre todo brindando un servicio de ayuda a la sociedad. Sobre todo en muchas familias que necesitan enviar o recibir dinero al/desde el exterior utilizaron este servicio, y les fue muy satisfactorio. Ayudó a muchas personas a cumplir con sus necesidades y muchas de ellas de manera urgente.

Solo se acercaban a una sucursal, la más cercana a su domicilio e incluso podrían acceder al correo argentino y dirigirse al mostrador de Western Union o a un supermercado como Carrefour.

Era y es accesible, en su mayoría, todo ciudadano cuenta con un Western Union en su barrio, realizaba el envío de dinero y en poco tiempo, dependiendo el servicio elegido, la operación se concretaba. Buenas recomendaciones, buenas referencias, generaban la credibilidad en la operación y sobre todo la buena imagen de la empresa. Es más, posee muy buenas estrategias de marketing: pagina web SEO y SEM, redes sociales, el boca a boca (fundamental en este servicio) y aplicación móvil propia.

Sin embargo, como se mencionó antes, el aumento de dichas operaciones fue lo que perjudicó y sigue perjudicando a ésta empresa. Se dieron varias explicaciones, entre ellas, en relación a los costos de operación en la emisión y recepción de dinero que se tiene en Argentina; otra “las subas se deben a que ?Western Union le traslada a sus clientes los incrementos que el gobierno argentino le aplicó a los impuestos que le cobra a la compañía”. (Comunicación de un operador al Cronista). 

Queremos, como todo ciudadano, que nuestro dinero, el que nos cuesta día a día ganarlo, llegue a las manos de aquellos que lo necesiten, ya sea para un negocio familiar en el exterior, una ayuda económica a un amigo, padres, hijo o hermanos. Sea cual sea el motivo por el cual se está enviando el dinero, queremos que llegue la mayor cantidad posible. Sabemos que el envío no es gratis, pero también seamos realistas, el abuso de una comisión más I.V.A que acapare cerca de la mitad de lo que estamos enviando, no es justo.

Esta situación, tapa toda buena operación de la empresa. Ensucia su imagen. Genera disminución de la demanda. No hay credibilidad cuando dicen que han bajado los costos. Y múltiples reclamos.

Esto da lugar a la competencia. Como se mencionó en el trabajo, y claramente como sabrán, Western Union no es la única empresa que brinda este servicio. Está PayPlay, DineroMail, More Money Transfers, MoneyGram, etc.

Solo debemos elegir la que creamos más conveniente.

Con un posicionamiento como el que tiene Western Union, no resulta necesario la “invasión” masiva de publicidad y propaganda al cliente. Por razones lógicas. Ya la conocemos. No se puede estar en contra de esta compañía, debido a la buena operatoria que brindó durante varios años, e incluso que sigue hasta ahora. Una empresa que conlleva más de diez décadas  realizando esta actividad es por algo. Es buena. Brinda un buen servicio. Solo se menciona la necesidad del cliente en optar por otras empresas, por menores costos y misma eficiencia o incluso mejor (dependiendo el grado de satisfacción del cliente).

El creciente avance tecnológico que estamos presenciando brinda una gran solución a nuestras necesidades. Las empresas y el cliente necesitan estar “conectados” generando la confianza recíproca y credibilidad entre ellos. Por ende,  se constituyen, entre otras cosas, aplicaciones (como es el caso de esta empresa de servicios) para mayor comodidad del cliente lo que genera mayor grado de accesibilidad al sitio sin tener que ir constantemente a la sucursal o filial del mismo, brinda información, genera seguridad en las operaciones, y por supuesto estados actualizados de los mismos. Es el mejor canal de comunicación con el cliente.

Y no solo me refiero a las entidades bancarias que cuentan con éste sistema facilitando al usuario del banco sus consultas, dudas o inquietudes como el saber si ya te depositaron como ICBC, u obtener premios como Santander Rio; sino que la constitución de aplicaciones se está volviendo una estrategia accesible para muchas empresas de bienes y servicios. Por supuesto cabe mencionar los riesgos que conlleva, sobre todo en situaciones de envió o recibo de dinero. Hay que tener cuidado. Los fraudes, hackers o piratas cibernéticos, son temas a tener en cuenta. Por ende, las empresas brindan políticas de privacidad y seguridad de la información, y no solo en sus aplicaciones, sino también en cualquier trámite de operación de trasferencia comercial.

La lucha contra dichas infiltraciones en la red, es una situación que todo gobierno tiene en mente, por lo que se toman medidas para impedir que el cliente y la empresa resulten perjudicados. Y de esta manera poder realizar las operaciones de la forma más segura posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *