Inicio PRECAUCIÓN EN EL AMBIENTE DE TRABAJO!
Array

PRECAUCIÓN EN EL AMBIENTE DE TRABAJO!

RIESGOS QUÍMICOS

Cuando hablamos de riesgo químicos nos referimos a los puestos de trabajos que están expuestos a químicos tóxicos. Algunas de las enfermedades mas comunes son:

  1. Intoxicaciones
  2. Enfermedades crónicas (respiratorias, dermatitis, enfermedades del sistema nervioso, cancerígenas)

La exposición laboral a estas sustancias se define como aquella situación en la que el trabajador puede recibir la acción de un agente químico, así como sufrir sus efectos perjudiciales, lo que supone un daño para la salud. El concepto exposición integra dos factores diferentes, la concentración o nivel de presencia del contaminante en el medio y el tiempo de la propia exposición.

Ambos factores tienen características propias, por lo cual se dice que la exposición es mas o menos intensa, según el volumen de la concentración del contaminante. Las exposiciones se clasifican en agudas, subagudas y crónicas; según su duración y frecuencia.

 Prevención para el uso de riesgos químicos

Para prevenir algún tipo de riesgo por agentes químicos hay que tratar de describirlos. Es una tarea complicada por distintas razones. Los productos químicos son muy vendidos en grande números. También hay que decir que existen innumerables mezclas o preparaciones. Por otra parte consideraremos que muchas sustancias no inventariadas de reacción, impurezas, productos secundarios, residuos y descomposición o degradación.

Los riesgos pueden ser de muchos tipos. Pueden desencadenar desde incendios, explosiones e intoxicaciones agudas (accidente) hasta daño irreversibles para la salud a medio o largo plazo; por ejemplo distintos tipos de cáncer.

Son muy variados los tipos de desencadenamiento de riesgos.

  • Provocación de incendios o explosiones.
  • Contacto con la piel.
  • Generación de gases y vapores.
  • Polvos en el ambiente.
  • Ingestión por vía oral.

En caso de que aparezca algún riesgo en su mayor o menor nivel de gravedad pueden influir distintos factores, como el estado de agregación (polvo, liquido, aerosol, vapor, etc.), la concentración unida a la temperatura y la presión, la cantidad que es incorporada al organismo, las vías de entrada a éste, etc.

Propiedades físico-químicas de los riesgos

Para la clasificación de sustancias se realizan determinadas propiedades físico-químicas tales como el punto de fusión/solidificación, punto de ebullición, densidad relativa, presión de vapor, tensión superficial, hidrosolubilidad, coeficiente de reparto, punto de inflamación, propiedades explosivas, temperatura de autoinflamaciòn y propiedades comburente, principalmente.

Explosivos: Aquellos que se encuentran en estado sólido, líquido, gelatinoso o pastoso, pueden reaccionar de forma exotérmica, incluso en ausencia del oxigeno de aire, con rápida formación de gases y que, en determinadas condiciones de ensayo , detonan, deflagran rápidamente o, bajo el efecto del calor, en caso de confinamiento parcial, explosionan. Pueden clasificarse a su vez en riesgo (simple) de explosión y alto riesgo explosión.

Comburente:  Los que en contacto con otras sustancias, en especial inflamables, producen una reacción fuertemente exótermica. Algunos, como los peróxidos orgánicos con propiedades inflamables, pueden causar incendios aunque no estén en contacto con otros materiales combustibles, otros pueden provocar fuego en contacto con otros materiales combustibles y otros al mezclarse con estos materiales pueden llegar a la explosión, como en el caso de ciertos peróxidos inorgánicos mezclados con cloratos.

Extremadamente inflamables: Las sustancias y preparados líquidos con un punto de inflamación extremadamente bajo (mejor a 0ºC) y un punto de ebullición bajo (menor o igual que 35ºC), y las sustancias y preparados gaseosos, que a temperatura y presión normales, sean inflamables en el aire.

Fácilmente inflamables: Las sustancias y preparados que responden a una o varías de las siguientes indicaciones:

  1. Que puedan calentarse o inflamarse en el aire a temperatura ambiente sin aporte de energía.
  2. Sólidos que puedan inflamarse fácilmente tras un breve contacto con una fuente de inflamación y que sigan quemándose o consumiéndose una vez retirada dicha fuente.
  3. Líquido que cuyo punto de inflamación sea demasiado bajo (menor que 21 ºC sin que sea extremadamente inflamable)
  4. Que en contacto con agua o aire húmedo, desprendan gases extremadamente inflamables en cantidades peligrosas.

Estar expuesto a cualquier situación de riesgo, ya sea químico o no trae aparejada consecuencias, ya sea a corto, medio o largo plazo. En caso de que sea a largo plazo, esta situación se denomina enfermedad profesional.

La definición técnica es:  una enfermedad profesional es una patología contraída en el puesto de trabajo a lo largo del tiempo por estar expuesto a un riesgo oculto. Básicamente quiere decir que una enfermedad profesional no provoca daño al instante, ya que (como dice en la definición es una patología) es acumulativa y se va prolongando a lo largo del tiempo. Siempre y cuando la persona este realizando la misma tarea constantemente. Un claro ejemplo seria que tal persona tire un granito de arena todos los días en el mismo lugar. En un principio no lo notaras pero con el paso del tiempo habrá una montaña de arena.

CONCLUSIÓN 

El objetivo de este texto fue desarrollar riesgos químicos, la prevención de riesgos por agentes químicos, también profundizando las propiedades físico-químico desde el punto de vista industrial y laboral.   118_tintoreria2_large descarga

 

Artículo anteriorCATERING 15AÑOS
Artículo siguienteCOMPARACION ENTRE WINDOWS VISTA Y XP

Reservá tus vacaciones

Fotografía